Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Niños palestinos

Les propongo lo siguiente: tomen EL PAÍS del domingo, 18 de enero, sitúense en la página 8 de Internacional y vean esa fotografía. Miren los ojos de esa niña y ese niño palestinos. A ella se la ve descalza; él probablemente también lo está. Observen el entorno de desolación que les acoge, una escuela de la ONU bombardeada por Israel. Frente a un espejo traten, luego, de verbalizar alguno de lo argumentos que hayan podido leer o escuchar para justificar las acciones del Ejército israelí.

Si quitar o arruinar la vida a miles de niños como ésos no es genocidio, ¿cómo le llamamos? Compadezco a esos militares, porque tendrán que vivir el resto de sus días con la indignidad de sus cobardes hazañas. Como esa mayoría de la población israelí, con su silencio y su complicidad. Como yo, con la mirada de esos niños. Si no somos capaces de acabar con tanta barbarie, con el derecho internacional en la mano, ¿quién protegerá a nuestros niños, que son todos los niños del mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 2009