Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Patrick McGoohan, un sólido intérprete de reparto

Su personaje en la miniserie 'The prisoner' rompió moldes televisivos

El actor estadounidense Patrick McGoohan, estrella televisiva en los años sesenta y sólido intérprete de reparto en decenas de películas, murió el pasado martes día 13 en Los Ángeles, a los 80 años, tras una breve enfermedad. McGoohan logró una masiva popularidad como protagonista de la miniserie The prisoner y ganó dos premios Emmy, en 1974 y 1990, por su trabajo en la serie televisiva Colombo.

Patrick McGoohan nació el 19 de marzo de 1928 en Long Island, Nueva York, hijo de inmigrantes irlandeses. Poco después de nacer regresó a la tierra natal de sus padres. Después de trabajar en empleos tan diversos como granjero, empleado de banca y conductor de camión, encontró acomodo como tramoyista en el teatro de Sheffield. Casi como en el argumento de una película, sustituyó a uno de los actores que había caído enfermo y se convirtió en actor de manera casi insospechada. En las tablas del teatro conoció a la que sería su esposa, Joan Drummond, con quien se casaría en 1951 aprovechando un descanso entre un ensayo y una función nocturna.

Después de debutar en el mundo televisivo a mediados de los años cincuenta y de trabajar en un buen número de series, en 1960 el rostro de McGoohan comenzó a ser reconocido por los espectadores gracias a su participación en la serie Danger man, en la que encarnaba a John Drake, un agente especial de la OTAN. Su gran triunfo, no obstante, llegaría con la miniserie The prisoner, filmada entre 1966 y 1967, y que aún hoy es recordada por muchos seguidores. A lo largo de 17 episodios, The prisoner seguía los pasos de un agente del Gobierno británico que renunciaba abruptamente a su puesto. Tras ser narcotizado, es enviado a un misterioso lugar, llamado The Village, donde todos sus habitantes son obligados a renunciar a su nombre y designados por un número. Desde entonces, Patrick McGoohan, el agente recién llegado, será siempre recordado por su personaje de Número 6. Los fans siempre rememoran una de sus primeras frases en el capítulo inicial: "¡No soy un número, soy un hombre libre!". La serie centraba su trama dramática en los intentos de los gerifaltes de The Village por descubrir las razones de la renuncia de Número 6, así como en los permanentes intentos de éste por escapar del lugar y subvertir su orden establecido. McGoohan no sólo participó en The prisoner como actor, sino que también realizó labores de productor ejecutivo, director y guionista. Una serie que rompió moldes televisivos al incorporar a sus tramas diversos aspectos de la contracultura de los sesenta, así como una puesta en escena rompedora y agresiva, de estética surrealista.

En 1968, McGoohan debutó en Hollywood con el filme de John Sturges Estación polar Cebra, y durante los setenta y los ochenta se afianzó como excelente actor de reparto en numerosos filmes, entre los que destacan María, reina de Escocia (1971), El expreso de Chicago (1976) y Fuga de Alcatraz (1979), en la que interpretaba a un antológico carcelero. Una de sus últimas apariciones en la gran pantalla llegó de la mano de Mel Gibson, en su filme Braveheart (1995), en el papel del rey Eduardo I. En el que sería su último trabajo cinematográfico utilizó sólo su voz: la prestó de manera espléndida en el filme animado de Disney El planeta del tesoro (2002).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2009