Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez permite la reapertura de la subestación eléctrica de Patraix

La Audiencia ordena interrogar a los responsables de seguridad por la explosión

La subestación eléctrica del barrio valenciano de Patraix, que sufrió una explosión en mayo de 2007 que alarmó a todo el vecindario, volverá a entrar en servicio. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 9 de Valencia ha aceptado la reapertura provisional de la instalación, pedida por Red Eléctrica de España (REE) a raíz de una avería en la red que ha dejado fuera de servicio dos transformadores de otra subestación de la ciudad. El juez pide, no obstante, que se le remita un informe "relativo a las condiciones de seguridad" antes de la reapertura.

REE destacó que la planta se pondrá en servicio "con carácter extraordinario y transitorio, mientras las condiciones de la red y la seguridad del suministro lo aconsejen". La empresa acudió al juzgado para pedir la ejecución de una sentencia que ya le concedía la posibilidad de reabrir la planta, y lo hizo después de que Iberdrola le notificara una avería para cuya reparación aún no hay fecha. Fuentes de la eléctrica indicaron ayer que la operación "es compleja" y durará "bastante tiempo". El cable estropeado, que alimenta la subestación de Nou Moles, funciona "a muy baja tensión", lo que deja el suministro en precario.

Los vecinos temen otra explosión y convocan una concentración

Los vecinos de la plataforma contraria a la subestación, rodeada de viviendas, reaccionaron con desconfianza. "No estamos dispuestos a que se nos intente engañar alegando supuestas incidencias o desabastecimientos, para poner en marcha una subestación que no sabemos si luego querrán volver a cerrar", explicaron en un comunicado. Tomás Frutos, portavoz de la plataforma, destacó que los vecinos sí creen en la promesa de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de que se trasladará la planta -el suelo municipal ya está disponible-, pero quieren "plazos concretos y por escrito" que certifiquen que la estación no seguirá abierta indefinidamente. Los afectados han organizado para hoy una concentración ante las puertas de la subestación. "Los vecinos tenemos miedo a una nueva explosión", afirman.

Sus abogados, además, han pedido la nulidad del auto del juez para poder alegar contra la reapertura. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que fue avisada de la petición de REE al juzgado, también anunció un recurso y exigió que un técnico independiente elabore el informe sobre la seguridad de la instalación.

La larga polémica en torno a la subestación de Patraix continuará también en otro juzgado, el de Instrucción número 4. La Audiencia de Valencia ha revocado a petición de la plataforma el archivo de su denuncia por un delito de riesgo catastrófico y ordena que se tome declaración a los responsables de seguridad de Iberdrola y REE. El juzgado deberá investigar un posible delito contra la seguridad de los trabajadores. Los bomberos explicaron en el juzgado que había protocolo de contingencia y que los empleados presentes en el momento de la explosión no tenían conocimientos para detener la fuga de gas que se produjo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2009