Un denso calendario

La Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic ratificó ayer su aceptación del calendario presentado por la Consejería de Educación para negociar las reivindicaciones que llevaron a cerca de 50.000 valencianos a salir a la calle a mediados de diciembre para exigir una enseñanza de calidad.

El calendario establece un mes de intensas negociaciones, hasta el 15 de febrero, en las que se reunirá la mesa sectorial y la mesa de padres para tratar las diez grandes reivindicaciones de la comunidad educativa, relacionadas con las deficiencias de la red de centros, la educación infantil, la falta de profesorado, educadores y terapeutas, el fracaso escolar, el requisito lingüístico y la enseñanza de idiomas extranjeros, entre otras cuestiones. Sin olvidar el elemento desencadenante de todo el malestar del colectivo educativo: la regulación de la asignatura Educación para la Ciudadanía.

La entidad que agrupa a los diferentes colectivos del mundo educativo insistió en que estará vigilante y pidió a la Consejería de Educación ajustar alguno de los temas de negociación propuestos por la Generalitat.

Así, la Plataforma reclamó la sustitución de una reunión sobre el programa Creaescola de construcción de centros escolares de la consejería por otra para negociar sobre el mapa escolar. También reclamó que la reunión prevista sobre el alumnado con necesidades educativas especiales aborde un cambio en la regulación del derecho de admisión del alumnado para evitar los desequilibrios en las matriculaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 15 de enero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50