Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Citigroup vende parte de su negocio a Morgan

Citigroup se desmonta. El coloso financiero acaba de ceder a Morgan Stanley el control de Smith Barney, su división de correduría, una de sus joyas. Este paso anticipa una ruptura entre la banca de negocios y la comercial, en lo que se considera como el desmantelamiento último del supermercado financiero creado hace una década.

El modelo de megabanco de Citigroup no funciona y la dureza de la crisis le obliga a proceder a una reestructuración radical del conglomerado, vendiendo activos valiosos para poder dotarse de capital con el que compensar las pérdidas. Hace un año era inimaginable que pudiera desprenderse de Smith Barney, y, menos aún, a un precio tan bajo. Morgan Stanley paga 2.700 millones de dólares (2.047 millones de euros) por el 51% de lo que dicen es una empresa conjunta, la mayor firma de corretaje, con 20.390 agentes. Citigroup se queda el otro 49%, pero, en cinco años, Morgan podrá lograr el control pleno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de enero de 2009