Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

46.426 'sin papeles' de 29 países, repatriados en 2008

"Se juegan la vida y van a volver a su país", les advierte Rubalcaba

El número de inmigrantes que alcanzaron las costas canarias se redujo en un 26,4% en 2008, con 13.424 sin papeles llegados a bordo de cayucos frente a los más de 18.000 del año anterior. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, destacó ayer satisfecho este dato al presentar el balance de la lucha contra la inmigración ilegal. "Casi nadie entra sin que le veamos", aseguró.

El descenso es especialmente significativo en Canarias, que regresa a las cifras de 2004 después del pico de 31.678 llegadas de 2006.

Como consecuencia de la reducción del número de cayucos interceptados cayó también el número de repatriaciones: de 55.938 en 2007 a 46.426 en 2008. Interior atribuye el descenso a la firma de convenios con los países de origen de los inmigrantes: "Ahora llegan menos, y salen más. Se juegan la vida y van a volver [a su país]", les advirtió Rubalcaba. Sólo las expulsiones (repatriados a través de expedientes administrativos por estancia ilegal en España) aumentaron: más de un 12%.

De esas 46.426 repatriaciones, más de 17.000 corresponden a rechazados en puestos fronterizos, generalmente puertos y aeropuertos, lo que supone un descenso de casi el 29% respecto a 2007. El ministro atribuye esa bajada a la reducción del mercado de trabajo.

España es la principal beneficiaria de los fondos de la Unión Europea en materia de inmigración con más de 131 millones hasta 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de enero de 2009