Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antiviolencia pide la expulsión del equipo racista y violento

La Comisión Antiviolencia de la Federación Catalana de Fútbol (FCF), reunida ayer de urgencia, acordó por unanimidad solicitar al Comité de Competición la expulsión del Fútbol Club Bada Bing, que juega en Tercera Territorial Catalana, y que se inhabilite a sus jugadores. Algunos futbolistas y seguidores del Bada Bing agredieron el sábado a los jugadores y directivos del Rosario Central de Catalunya, un club integrado en su mayoría por inmigrantes argentinos, aunque en sus filas hay hasta siete nacionalidades. Siete jugadores y tres directivos terminaron en el hospital.

La deportiva es una de las dos batallas que libra el Rosario. La otra es esclarecer por qué no había presencia policial en el encuentro, a pesar de haberlo solicitado. Fuentes de los Mossos aseguraron que no recibieron ningún requerimiento. El presidente del Rosario Central, Ernesto Sukerman, que fue agredido, exigió ayer "explicaciones, tanto a la federación como a las fuerzas de seguridad". Los Boixos Nois, por su parte, desmintieron en su web que el Bada Bing esté integrado por hinchas de su grupo. El presidente del Rosario asegura que al menos tres jugadores del equipo lucían tatuajes con el bulldog que dentifica a estos radicales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de enero de 2009