Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis hunde el consumo de fertilizantes y de semillas

El consumo de fertilizantes y de semillas certificadas ha experimentado en esta campaña una drástica caída. Es la consecuencia de las fuertes subidas de los precios de los medios de producción y, sobre todo, del hundimiento de los precios de los cereales.

Las organizaciones agrarias coinciden en señalar que, con las actuales cotizaciones de trigo, cebada o maíz no salen las cuentas. Por esta razón, en la mayor parte de las zonas, los agricultores han optado por reducir costes de producción, abonar menos y utilizar semillas baratas. Renuncian, además, a las siembras en las tierras de peor calidad. Con estas condiciones de partida en la sementera, los resultados de la próxima cosecha de cereales son una incógnita.

En el caso de los fertilizantes, los precios experimentaron en 2008, según los datos manejados por la Administración, un incremento del 68%. La llamada de atención del Ministerio de Medio Ambiente el pasado otoño a las empresas de fertilizantes para que ajustaran los precios ante la caída de las cotizaciones del petróleo, se reflejó sólo en una discreta y progresiva rebaja de los precios. Pero ello no ha supuesto una recuperación en las compras.

Una gran parte de la sementera se ha hecho sin las dosis de los abonos que se han utilizado tradicionalmente empleando lo que se ha denominado como el "abono triple cero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de enero de 2009