_
_
_
_

Rubio dice que la epidemia de gripe es la peor desde 2000

La epidemia de gripe que azota a Galicia desde finales de diciembre y que tiene saturadas las Urgencias de los hospitales públicos es "la mayor" que se registra en la comunidad desde el año 2000. Así lo afirmó ayer la conselleira de Sanidade, María José Rubio, quien afirmó que de cada 100.000 habitantes, 450 padecen ahora este virus. En su visita a Marín, donde firmó un protocolo para construir un centro de salud, la conselleira insistió en que, a pesar de todo, la atención médica "se produce dentro de los parámetros normales".

No hay colapso. No se dejó de atender a nadie, insiste Sanidade, pero las Urgencias siguen saturadas. Sin embargo, la conselleira aseguró en octubre que estos servicios estaban "preparados" para afrontar el aumento del número de pacientes propio de las épocas invernales gracias a las medidas estructurales que puso en marcha la Xunta para mejorar la asistencia sanitaria. Por ejemplo, el incremento en un 30% del personal de Urgencias. El secretario general del Servizo Galego da Saúde (Sergas), Cayetano Rodríguez, afirmó el lunes que la saturación "es previsible, pero nunca se puede abordar en su totalidad".

Rubio puntualizó que las emergencias atendidas en los 14 hospitales de la red pública gallega -3.050 diarias entre el 26 y el 31 de diciembre y 3.002 en los siete primeros días de enero- "no están siendo más elevadas que las del año pasado". Sólo se superaron puntualmente el 26 y el 27 de diciembre, con un incremento de un 5,4% y un 20,2% respecto a 2007. De hecho, las urgencias en 2008 se redujeron casi un 2% respecto al año anterior, según Sanidade. Este último mes de diciembre, las demandas cayeron un 1,2%.

Lo peor, aún por llegar

En previsión de la sobrecarga de trabajo en Urgencias, el Sergas ya había incrementado los cuadros de profesionales de los servicios de emergencias "en la medida de lo posible". En estas épocas, admitió Rubio, "hay dificultades para contratar médicos porque no existe una bolsa de paro".

Aunque Sanidade anunció que la epidemia de gripe se agravaría durante esta semana, Rubio advirtió ayer de que lo peor está aún por llegar. "Si la epidemia se comportara como en años anteriores, debería comenzar a descender a finales de esta semana, pero los expertos indican que puede que éste no sea el pico más alto", afirmó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_