Los aceiteros culpan al grupo SOS de la caída de los precios

Los precios en origen del aceite de oliva, los que percibe el agricultor, continúan desplomándose. Esta semana se han cotizado a 1,80 euros el kilo, casi un euro más bajo que hace un año. Este precio, según los productores, deja al 90% de las explotaciones de olivar por debajo del umbral de la rentabilidad, pues sólo los gastos de recolección suponen más de la mitad de lo que reciben los olivareros. Productores y organizaciones agrarias admiten que la fragmentación del sector agrava la situación, pero culpan directamente al grupo SOS, el principal comprador, de imponer su posición dominante. En un informe de finales de 2008, SOS afirma que los precios del aceite en origen deben girar en torno a los dos euros.

"La política del grupo SOS va en contra de los intereses de los olivareros andaluces", afirmó ayer el secretario regional de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Agustín Rodríguez. La Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) va más allá: "El mejor negocio de SOS no son sus plantaciones, sino explotar a los olivareros de Jaén".

El presidente de la Asociación Provincial de Almazaras de Jaén (APAJ), Manuel García, señaló que el precio mínimo del aceite para que sea rentable al 80% de las explotaciones debe ser de 2,40 euros el kilo. "Al precio actual, la mejor venta es la que no se hace", opina García. A los bajos precios hay que añadir la falta de liquidez de los agricultores. Asaja demandó al Gobierno un plan de rescate de las explotaciones agrarias similar al aprobado para otros sectores productivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de enero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50