Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU pide que la Junta asuma la exhumación de de las fosas

El coordinador andaluz de IU, Diego Valderas, anunció que su formación va a reclamar en el Parlamento de Andalucía que la Junta autorice las exhumaciones de las fosas comunes de la Guerra Civil, después de que el Gobierno haya acordado transmitir a las comunidades autónomas la potestad de decidir sobre esta cuestión. Valderas se refiere al borrador de protocolo de exhumaciones elaborado por el Gobierno en el que el Ejecutivo plantea su intención de delegar en las comunidades autónomas la decisión sobre la apertura de fosas.

En una entrevista a Europa Press, el líder de IU indicó que la iniciativa que está elaborando en estos momentos el diputado por Málaga José Antonio Castro pretende "hacer realidad aquello que el Gobierno central no se ha atrevido a poner en marcha".

Valderas criticó que el Ejecutivo no haya sido capaz de desarrollar desde un punto general la obligatoriedad de dar una respuesta de "máxima dignidad" al tema de la memoria histórica y a las "miles y miles de familias que la están demandando".

Asimismo, el coordinador general de IU precisó que la iniciativa que presentará su formación pretende que Andalucía "cumpla y desarrolle el papel que todas las asociaciones de memoria histórica están reclamando y que, a su vez, supere los propios elementos de insuficiencia de la Ley de Memoria Histórica".

Blas Infante

Además, Valderas recordó que el Parlamento aprobó en la pasada legislatura una iniciativa para que la Junta "recupere y reivindique la dignidad máxima al padre de la patria andaluza [Blas Infante, precursor del andalucismo], fusilado injustamente por manos fascistas y asesinas". "Hay que poner en marcha esta iniciativa que solicitaba la anulación de los juicios que se hicieron sobre la persona de Blas Infante", exigió. Valderas alude, en realidad, a la sentencia de muerte por parte del Tribunal de Responsabilidades Políticas, que se produjo cuatro años después de haber sido fusilado, y que incluía una multa de 2.000 pesetas por rebelión, que hubo de pagar la viuda de Infante.

Hasta ahora, la Junta ha contabilizado 630 fosas, que aún están pendientes de que las validen los historiadores. El presupuesto de memoria histórica este año es de un millón de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de enero de 2009