Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las reservas del pantano de Boadella suben al 31%

No todo han sido problemas con el temporal del fin de semana. El pantano de Boadella, en el Alt Empordà, el que se encontraba en situación más crítica por la sequía, ha aumentado sus reservas de forma notable en apenas tres días. El volumen de agua del embalse, que abastece a los 49 municipios de la cuenca del río Muga, ha experimentado una subida de casi 10 puntos porcentuales.

Según los datos actualizados ayer por la Agencia Catalana del Agua (ACA), el pantano se encuentra ahora al 31,24% de su capacidad, mientras que hace sólo unos días rozaba el 22%. Está previsto que el nivel seguirá creciendo en los próximos días y ayudará a salir de la situación de sequía extrema que padece la zona desde hace más de un año. Esta cuenca, junto con el área de Cap de Creus, es la única de toda Cataluña que mantiene el estado de excepcionalidad 2 fijado por el decreto de sequía. Las fuertes lluvias también se han dejado notar en el cauce de los principales ríos de la demarcación, como el Ter y el Fluvià, que ayer se desbordó en algunos puntos de la Garrotxa. El lago de Banyoles (Pla de l'Estany) también presentaba ayer una imagen inusual: estaba rebosante de agua y a punto de desbordarse.

La Costa Brava ha sido la gran afectada por el temporal de Levante, pero no la única zona perjudicada. En varios puntos de las comarcas de la Garrotxa y del Ripollès varios centenares de abonados esperaban ayer el restablecimiento del suministro eléctrico en sus hogares y negocios. "Estamos indignados, no se puede estar más de 30 horas sin luz ni teléfono por una nevada que tampoco ha sido excepcional para la época del año", lamentaba ayer Gerard Xifra, presidente del Gremio de Hostelería de la Garrotxa. Xifra regenta un restaurante y varios apartamentos rurales en La Vall d'en Bas, donde un millar de vecinos y clientes han tenido que echar mano de velas, estufas de gas y generadores eléctricos para salvar la situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de diciembre de 2008