Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los reyes Midas del 2008 editorial

Repaso a los multimillonarios superventas del año - Algunos libros estaban predestinados al triunfo, otros han sido aupados por los lectores

Entre la magia de las reliquias de la muerte, en el crepúsculo de un mundo sin fin como Gomorra y un día de cólera del juego del ángel ha estado reinando, durante año y medio, el niño con el pijama de rayas; hasta que llegaron los hombres que no amaban a las mujeres.

Es la historia que surge de los títulos de los ocho libros que han protagonizado el mundo editorial de 2008 en España y parte del mundo. Entre ellos han vendido casi nueve millones de ejemplares sólo en español.

Cuatro estaban predestinados a triunfar. Traían las cartas marcadas y avaladas por el nombre de sus autores y por las grandes expectativas tanto por parte de editoriales como de los lectores: Un mundo sin fin, de Ken Follet; Un día de cólera, de Arturo Pérez-Reverte; Harry Potter y las reliquias de la muerte, de J. K. Rowling; y El juego del ángel, de Carlos Ruiz Zafón. Los otros cuatro libros son producto del azar: El niño con el pijama de rayas, de John Boyne; Gomorra, de Roberto Saviano; la saga Crepúsculo, de Stephanie Meyer; y la trilogía Millenium, de Stieg Larsson.

Follet, Rowling, Zafón, Meyer y Pérez-Reverte, principales estrellas

Las revelaciones de la temporada han sido Stieg Larsson y Roberto Saviano

El encargado de abrir el año y confirmar el lanzamiento de grandes libros en la era del espectáculo fue Ken Follet. Lo hizo con Un mundo sin fin (Plaza & Janés), la esperada segunda parte de su eterno best seller, Los pilares de la tierra (ha vendido más de diez millones de ejemplares en todo el mundo desde su publicación en 1989).

Un millón y medio de españoles han leído las 1.184 páginas de esta novela cuya novedad, según el escritor y crítico Justo Navarro, "está en que aplica una trama de la Edad Media y situaciones y personajes contemporáneas de manera natural".

Pero Follet no entró solo en el 2008. Antes que él ya estaba El niño con el pijama de rayas (Salamandra), del irlandés John Boyne. Una novela para jóvenes que recomendaban los adultos desde abril de 2007, y que empezó a conquistar a la gente hasta llegar a las manos de 1.700.000 españoles. La historia de Bruno, el niño alemán a través del cual se narra el Holocausto judío, terminaría por ser libro de colegios, hogares y transportes públicos.

Cerca de ellos, y también herencia de finales de 2007, venía Un día de cólera, de Pérez-Reverte (Alfaguara), novela que transmite el minuto a minuto del alzamiento del 2 de mayo de 1808 en Madrid. La edición clásica y la conmemorativa han vendido más de 400.000 ejemplares.

Con la séptima entrega de la saga del niño mago, Harry Potter y las reliquias de la muerte (Salamandra), no quedó ninguna duda de que su autora J. K. Rowling había logrado la serie más rentable de la historia de la literatura: once millones y medio de libros vendidos sólo en España y América Latina.

En vísperas del Día del Libro, el 23 de abril, Carlos Ruiz Zafón fue otro de los escritores que rompió su largo silencio de seis años, tras la exitosa La sombra del viento (diez millones vendidos en todo el mundo). Como una estrella de cine o de la música, fue presentado en el Liceo de Barcelona El juego del ángel (Planeta), "una novela que es una operación de desmontaje de grandes lugares comunes de la literatura popular, e incluso con alusiones a la literatura de éxito", asegura Justo Navarro. Un acontecimiento en todos los sentidos, según su editor Emilio Rosales: "Además de lograr el aplauso de la crítica ha vendido en ocho meses un millón y medio de ejemplares". Planeta espera que en un año la novela esté editada en más de 60 países.

A las puertas del verano, llegó de Suecia la gran sorpresa del año. El 5 de junio aterrizó en las librerías Los hombrs que no amaban a las mujeres (Destino), de Stieg Larsson, primera parte de la trilogía Millenium. La campaña de publicidad fue atípica para este thriller, ya que la editorial prefirió trabajar primero con los libreros uno a uno y propiciar el boca oreja, "con el fin de proteger el libro de algo masivo y llegar a lectores de culto del género", cuenta Silvia Sese, responsable del éxito en Destino. Aunque Sese compró los derechos en 2007 tras ver el éxito en Francia (ha vendido dos millones de unidades), en España empezaron con una tirada discreta de 15.000 ejemplares. Hoy van vendidos más de 300.000. La segunda parte de la trilogía, publicada hace un mes, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, ha sobrepasado las 280.000 unidades. Lo malo es que los seguidores de Larsson, autor de esta única obra, pues falleció antes de disfrutar su éxito, deberán esperar hasta mayo para ver cómo termina la historia de la heroína Lisbeth Salander y el periodista Mikael Blomkvist.

Otro periodista, pero de carne y hueso, es el protagonista de otra sorpresa 2008: Roberto Saviano. Aunque su éxito de ventas se debe, sobre todo, a las amenazas de muerte de la Camorra napolitana por su libro Gomorra (Debate). El periodista y escritor se adentra en el submundo de la Camorra que tiene atenazada su ciudad. La película, del mismo título, ha contribuido a la popularización de un libro que ya lleva 300.000 ejemplares vendidos en España.

El año se despide abriendo una puerta hacia las sombras: la de los vampiros que se debaten entre sentimientos y deseos humanos y las pulsaciones más tenebrosas. Stephenie Meyer los ha puesto de moda entre los jóvenes con la tetralogía Crepúsculo (Alfaguara), una saga que acaba de concluir con Amanecer y cuyos otros tres títulos (Crepúsculo, Luna nueva y Eclipse) han vendido más de un millón de ejemplares en español.

En esa líneas de duelo entre la mortalidad y la inmortalidad se preparan reediciones del legendario Drácula de Bram Stocker o de las novelas de Anne Rice y su glamoroso vampiro Lestat de Lioncourt. El virus de las crónicas vampíricas ha contagiado a otras manifestaciones como el cine y la televisión con series como True blood (Canal Plus). Es el tema cuya larga sombra se proyecta, rojiza, hacia el 2009...

Joyas literarias ocultas y rescatadas

No todo ha sido grandes lanzamientos y ventas millonarias. La encuesta de Babelia, la revista cultural de EL PAÍS, realizada a 57 críticos y colaboradores sobre los libros más destacados de 2008, que publicará este sábado, desvela gratas sorpresas sobre joyas literarias rescatadas y nombres de autores poco conocidos pero con obras clave. Es el caso de La isla (Minúscula), de Giani Stuparich; Las confesiones de un italiano (Acantilado), de Ippolito Nievo; El regreso del soldado (Herce), de Rebecca West; Tynset (El Olivo Azul), de Wolfgang Hildesheimer; Ágape se paga (Sexto Piso), de William Gaddis; El anillo y el libro (La Otra Orilla), de Robert Browning; En lugar seguro (Libros del Asteroide), de Wallace Stegner; y Desde ahora te acompañaré a casa (Lengua de Trapo), de Kjell Askildsen. Entre los libros en español destacan en esta línea Campo de amapolas blancas (Tusquets), de Gonzalo Hidalgo Bayal; Cuentos completos (Bartleby), de Haroldo Conti; La Grande (Seix Barral), de Juan José Saer; o Esa polilla que delante de mí revolotea (Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores), de la poetisa Olvido García Valdés. Entre los autores contemporáneos, destaca el Nobel portugués José Saramago que, con El viaje del elefante (Alfaguara), ha vendido en tres semanas más de 100.000 ejemplares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de diciembre de 2008

Más información