El Balcón de Rosales tenía permisos, dicen los dueños

Los representantes de Leisure Park, SA (filial de Parques Reunidos), la concesionaria de la licencia de actividad del Balcón de Rosales, que depende del Ayuntamiento de Madrid, afirmaron ayer que el local donde el pasado 15 de noviembre falleció el joven Álvaro Ussía podía funcionar como discoteca.

Según fuentes jurídicas, los representantes de Leisure Park -que se negaron a hacer declaraciones a los medios- argumentaron ante el juez que la licencia municipal que poseía el establecimiento para la exhibición de espectáculos servía también para explotarlo como discoteca.

El juez también tomó declaración a Álvaro A., de 21 años, que presenció lo ocurrido en el interior de la sala y que relató cómo "varios" porteros empujaron a Álvaro Ussía, éste cayó al suelo y fue sacado al exterior por uno de ellos. "Vi cómo le cogía del cuello y lo sacaba", explicó el testigo, y precisó que, cuando salió de la discoteca, los servicios de emergencia ya estaban intentando reanimar a Ussía. El joven, que declaró durante una hora ante el juez, no recordó ningún detalle del aspecto físico de los porteros y subrayó que él mismo se ofreció como testigo a la policía tras haber presenciado el trato que el fallecido recibió en el interior.

Este testimonio se une a la de otros testigos, que en declaraciones anteriores aseguraron que la brutalidad de los empleados de seguridad del Balcón de Rosales contra Álvaro Ussía no tenía justificación.

Incomparecencia

El titular del Juzgado número 43 de Madrid, José María Casado, tenía previsto interrogar ayer a los responsables de Fortesa, SL, pero éstos no acudieron. Esta empresa proporciona personal a diversos locales madrileños y facilitó los tres porteros imputados en la causa a la discoteca donde sucedieron los hechos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según el abogado de la familia Ussía, Luis Rodríguez Ramos, a la responsable de Fortesa, Ana Isabel Moreno, no le llegó la citación, que fue devuelta al juzgado. El abogado añadió que no entendía cómo el procurador no se lo había comunicado.

Hoy pasarán a disposición judicial los tres porteros que presuntamente propinaron a Álvaro Ussía la paliza que le provocó la muerte, David S., David A. y Antonio S., alias Pitoño, que se encuentran en prisión incondicional desde que se efectuaron las ruedas de reconocimiento.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS