La OTAN busca el apoyo tribal

Mientras EE UU se prepara para enviar 30.000 hombres de refuerzo a Afganistán, el Gobierno de Kabul trabaja tras bambalinas para lograr la participación de los líderes tribales y contrarrestar la influencia de los talibanes. Implicar a los ancianos en las áreas rurales afganas forma parte de una nueva estrategia de la OTAN y de Estados Unidos en ese país, que consiste en impulsar la autoridad tradicional y acabar con el caos y el desorden que alimenta el fortalecimiento de los talibanes.

"La única vía para traer paz y estabilidad a este país es resucitar los mecanismos tradicionales de autoridad de las comunidades, tanto en la gobernabilidad como en la seguridad", explica Barna Karimi, alto responsable del Directorio para la Gobernanza Local, un departamento del Ejecutivo afgano que impulsa el papel de los ancianos en las áreas rurales de Afganistán, donde su palabra ha sido tradicionalmente respetada. A través de las shuras, las asambleas de líderes tribales, el Gobierno pretende llegar a acuerdos de entendimiento con las comunidades, para trabajar conjuntamente.

Más información

El general David McKiernan, jefe de las tropas de la coalición, propuso el plan a Washington el mes pasado para mejorar la eficacia del Gobierno a nivel local en un país con poca tradición de autoridad central.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50