Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AENA corrige e incorpora a Air Europa y su alianza en la T-1

El gestor reformará las antiguas terminales con el traslado

La T-1 del aeropuerto del Prat acogerá finalmente a las tres grandes alianzas aéreas. El consejo de administración de AENA decidió corregir ayer su decisión de apartar de la nueva terminal a Air Europa y la alianza Sky Team, a pesar de que ésta tenía más vuelos intercontinentales que el resto. Con la reasignación, además de Sky Team, en la T-1 estarán OneWorld, de la que forma parte Iberia; Star Alliance, con Spanair; Vueling, y 17 compañías de vuelos intercontinentales que no están asociadas a ningún grupo.

AENA había ubicado a Air Europa y sus aliados (entre los que están Air France, Delta y Continental) en la Terminal A. Air Europa se quejó y reiteró en varias ocasiones que quería trasladarse a la T-1. Finalmente, el Ministerio de Fomento accedió a revisar las asignaciones como consecuencia de los movimientos corporativos de las aerolíneas, como la fusión de Cickair y Vueling.

El espacio liberado en la Terminal A con la marcha de Air Europa a la T-1 será aprovechado para iniciar la reforma de las terminales A, B y C. Una portavoz de AENA explicó que todavía no hay ningún plan para rehabilitar la parte antigua del aeropuerto, aunque sí la intención. Pero agregó que la reasignación permitirá ir moviendo a las compañías en función de las obras que deban realizarse.

La T-1 acogerá, en total, a 52 aerolíneas. El gestor público de aeropuertos ha podido añadir a las 14 firmas de Sky Team porque la crisis económica ha supuesto una disminución del volumen de vuelos. De hecho, AENA informó en un comunicado que la reasignación se basa en "la lenticicación del crecimiento de la demanda global de transporte aéreo, ante la cual el aeropuerto de Barcelona no es ajeno". En los primeros 11 meses del año, El Prat recibió 28,2 millones de pasajeros, lo cual supone un descenso del 7,6% respecto al mismo periodo de 2007. Sin embargo, la caída cada mes es mayor, y en noviembre el aeropuerto perdió el 20% de pasajeros.

La ruta entre Barcelona y Madrid, que se ha visto muy afectada por la puesta en marcha del AVE, estará en espacios contiguos a la T-1. AENA consideró ayer en una nota que esta reasignación es "la opción más favorable en estos momentos" para "el desarrollo del aeropuerto del Prat". Además, el gestor sostuvo que el reparto permite "maximizar su potencial de crecimiento" con la concentración de las tres alianzas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de diciembre de 2008