Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSdeG se plantea dejar solo al BNG en la resolución del concurso eólico

El Bloque tiene mayoría en la comisión, ocho votos frente a los dos socialistas

El partido socialista ha decidido incrementar la presión sobre sus socios nacionalistas en el Gobierno de la Xunta para frenar el desgaste que creen que está produciendo al Gobierno el concurso eólico a sólo tres meses de las elecciones. Los representantes de las consellerías socialistas en la comisión de adjudicación encargada de repartir la potencia eólica van a transmitir hoy una clara advertencia al BNG: si no tienen tiempo de examinar a fondo las propuestas o advierten que no están técnicamente fundamentadas, votarán en contra.

Las consellerías nacionalistas de Industria y Medio Rural tienen una abrumadora mayoría en la comisión (ocho votos contra dos socialistas), pero sacar adelante las adjudicaciones con la oposición de sus socios en la Xunta les dejaría en una posición muy incómoda. De esta decisión depende el reparto de 2.325 megavatios de potencia eólica, un volumen capaz de generar un negocio anual de más de 465 millones de euros, según cálculos del propio sector, con una rentabilidad de entre el 15% y el 20%, en función del rendimiento de cada parque, siempre y cuando se mantengan las tarifas y primas a ese tipo de energía.

El PSdeG preferiría aplazar el reparto eólico hasta después de las elecciones

La semana que hoy comienza será decisiva para conocer el desenlace del mayor concurso público de toda la legislatura, al que concurren todos los grandes grupos empresariales y financieros de Galicia. Para esta mañana está prevista una reunión de la comisión que debe decidir el reparto, que tuvo que ser aplazada la semana pasada, el mismo día que acababa el plazo para el concurso, porque los representantes de Industria no pudieron presentar las propuestas de reparto.

La Consellería de Industria tuvo que dictar una resolución para ampliar en siete días hábiles el plazo, que termina el viernes. Pero hasta ahora, insisten los socialistas, los representantes de sus dos departamentos no han podido ver una sola propuesta porque la consellería del nacionalista Fernando Blanco no les ha entregado la lista provisional de preadjudicaciones elaborada por una subcomisión de la consellería de acuerdo con las puntuaciones obtenidas. La falta de información ha sumido en el desconcierto a la parte socialista de la Xunta, que cada día disimula menos su preocupación por el desenlace de un concurso que se ha convertido en el centro de todas las miradas en la recta final de la legislatura.

Tal es su inquietud que los socialistas han decidido pasar a la ofensiva y en la reunión convocada para hoy, si es que finalmente llega a celebrarse, tienen intención de exponer a sus socios que no pueden avalar el concurso si no es transparente y mucho menos obligar a los funcionarios de sus consellerías a dar a ciegas el visto bueno a un procedimiento que no han tenido ocasión de supervisar o con el que no están de acuerdo desde el punto de vista técnico.

En el PSdeG están muy enfadados con la actitud del BNG de no darles información, sobre todo porque Touriño avaló en varias ocasiones la limpieza del concurso cuando fue interpelado por el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. Llegados a este punto, los socialistas no verían con malos ojos un aplazamiento del reparto eólico hasta después de las elecciones autonómicas del 1 de marzo.

Aunque en la comisión también hay un representante de Política Territorial, la socialista María José Caride, es el titular de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, quien ha asumido la defensa de las posiciones del PSdeG en la comisión frente a Fernando Blanco. De hecho, ambos ya protagonizaron el viernes un llamativo cruce de acusaciones sobre la falta de información. El presidente de la Xunta no ha hablado con el vicepresidente, Anxo Quintana, aunque fuentes socialistas no descartan que termine haciéndolo para salvar la situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de diciembre de 2008