El Gobierno crea la oficina para las víctimas de la guerra y la dictadura

Se encargará de coordinar la intervención en las exhumaciones

El Gobierno dio ayer un paso más en el desarrollo de la ley de Memoria Histórica al aprobar la creación de la Oficina para las Víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura, que dependerá del Ministerio de Justicia. Sin embargo, no se detalló la fecha en la que comenzará a funcionar este departamento, que tendrá entre sus funciones garantizar la colaboración institucional y la adecuada intervención en las exhumaciones de los restos de los desaparecidos, así como la confección de un mapa de los lugares de inhumación consignados. La creación de la oficina, que se encargará también de facilitar la información necesaria a las personas que lo precisen, fue anunciada el lunes en Nueva York, por María Teresa Fernández de la Vega. La vicepresidenta señaló que el Ejecutivo "tiene muy claras cuáles son sus competencias" y que quiere "colaborar" con los Gobiernos regionales y locales. Hace sólo dos días, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero avanzó su intención de reunirse con las asociaciones de recuperación de la memoria para comunicarles las acciones futuras.

Más información
"Quiero vivir en un país que también considero mi patria"

Entre las atribuciones de la nueva oficina está la coordinación de las actuaciones con los departamentos ministeriales que sean competentes en cada caso para impulsar el desarrollo de la ley y hacer más rápida la resolución de solicitudes y peticiones. Asimismo se encargará de mantener actualizada la información de los distintos departamentos y facilitarla a administraciones, organismos, entidades, instituciones, asociaciones e interesados.

Las asociaciones, que habían pedido al Gobierno que asumiera los trabajos de localización y exhumación de víctimas, recibieron recientemente un borrador de ese protocolo de exhumación en el que el Gobierno pretendía dejar en manos de las autonomías y de los ayuntamientos la decisión final sobre la apertura de fosas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS