Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una multa de 300 euros por 10 días de ruido en fiestas

Vecinos de Pozuelo ganan una batalla al Consistorio, tras 10 años de litigios

Suma y sigue. Los vecinos de Pozuelo de Alarcón (79.826 habitantes), en concreto de la urbanización Fuente de la Salud, acaban de ganarle otro juicio al Ayuntamiento por el uso que hace de la zona verde del Camino de las Huertas, que tienen justo delante de sus viviendas. El Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 1 de Madrid condena al Consistorio a pagar 300 euros a cada uno de los seis denunciantes por los ruidos que provocaron las fiestas patronales del año pasado, que se celebraron en esa plaza.

En los fundamentos, el juez destaca que los vecinos han estado sometidos durante los 10 días de celebraciones, a intensidades de ruido superiores a las permitidas: de 45,6 en sus viviendas (el máximo es 30); de 65,3 en el ambiente exterior (el máximo es 50). "A las tres de la madrugada no había quien durmiera", asegura Manuel Rodríguez, abogado de los vecinos.

"A las tres de la madrugada no había quien durmiera", asegura un vecino

El Ayuntamiento programó las actividades "sin antes oír a los vecinos que podían sufrir molestias por los ruidos", y sin calcular "la emisión sonora que podrían producir las actividades, y cómo afectarían al ambiente exterior e interior de sus domicilios", según la sentencia. Y concluye: "Se ha infringido el derecho fundamental de los demandantes a la inviolabilidad del domicilio". Se basa en una sentencia anterior del Tribunal Constitucional de 2001, que sienta jurisprudencia sobre la incidencia del ruido sobre los derechos fundamentales. El Consistorio "acata" la sentencia, pero "está estudiando" recurrirla porque "el Camino de las Huertas es un lugar tradicional de celebración festiva y como tal, un número elevado de vecinos no está de acuerdo en que, las fiestas sean emplazadas a otro lugar".

Los vecinos denunciantes, organizados en la Asociación de Pozuelo por la Calidad de Vida y Contra el Ruido (Pozcavir), quieren que la zona no se use como recinto ferial. "Llevamos 10 años luchando para que no celebren fiestas en este lugar", explicó Rodríguez. El hombre además de representar a Pozcavir ante los tribunales, es también vecino y afectado por los ruidos.

El año pasado el Ayuntamiento fue condenado a desmontar la plaza de toros, situada en la plaza de las Américas, justo cada vez que terminase una corrida de toros por tratarse de una zona verde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de diciembre de 2008