Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP intensifica el acoso al alcalde de Getafe para que deje la FEMP

Aguirre: "Castro no es ningún tonto; sabe que debe dimitir y dimitirá"

El PP lleva dos semanas sin perder ocasión de reclamar al alcalde de Getafe, Pedro Castro, que dimita de la presidencia de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) por llamar "tontos de los cojones" a los votantes de la derecha. Pero ayer intensificó el tiro.

Por la mañana, fue el leitmotiv del desayuno que Esperanza Aguirre, presidenta regional y del partido en Madrid, tenía previsto con los militantes del municipio donde gobierna Castro. Por la tarde, el PP aprovechó la reunión de la Comisión Ejecutiva de la Federación de Municipios de Madrid (FMM) -a la que no acudieron los integrantes de IU, y los del PSOE la abandonaron-, para votar una declaración que insistía en la marcha.

Los ediles del PP fuerzan una petición de renuncia en la ejecutiva de la FMM

"No nos valen las disculpas sin su marcha", dice el regidor de Alcalá

"No es ningún tonto; sabe que debe dimitir y dimitirá", afirmó Aguirre en el desayuno, en el que constantemente se escuchaba a los militantes populares de Getafe proferir gritos contra Castro. "No tiene más remedio que dimitir, no puede representar a los alcaldes de España quien ha insultado a 10 millones de españoles que han votado al PP", afirmó la presidenta regional.

Aguirre no quiso ni siquiera situarse en un escenario en el que Castro continúe al frente de la FEMP. Por eso, eludió contestar a varias preguntas sobre la posibilidad de que los alcaldes populares abandonen la federación como habían amenazado. "Está inhabilitado. Lo dice la dirección nacional de nuestro partido", replicó. "Que no nos salga con que la mayoría de la FEMP le apoya, porque la dimisión es una cosa individual".

Más preciso sobre el posible boicoteo a la federación fue el secretario regional del PP, Francisco Granados, que minutos después de finalizar el desayuno aclaró que el PP no puede decidir la marcha de los alcaldes. "Cada Ayuntamiento lo hace a título individual y no es el partido quien tiene que erigirse en director de esos ayuntamientos", puntualizó.

Granados también dijo que no tiene confirmación de que otros municipios populares vayan a sumarse al PP de Madrid y aseguró que no se han planteado pactar con otros grupos políticos en el seno de la FEMP. "No pedimos el cese de Castro, sino que él tome la decisión a título individual. Es una cuestión ética", zanjó.

Durante el desayuno, la presidenta regional distanció las polémicas declaraciones de Castro de las que hizo el alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, cuando era concejal. "Los del PP somos distintos, incluso biológicamente, que ellos [en referencia a los del PSOE]", afirmó hace tres años, durante la comisión ejecutiva del PP de Madrid. Defendía que los populares eran más educados y estaban mejor preparados que los socialistas. Unos minutos después, pidió la palabra para expresar sus disculpas por lo dicho: "Quiero rectificar. Creo que me he pasado".

"García de Vinuesa dijo aquello en una sesión interna del PP", justificó Aguirre. "En ese mismo minuto dijo que se arrepentía. Y alguien, no quiero decir quién, lo filtró a EL PAÍS".

Castro también ha pedido perdón repetidamente, pero los populares no aceptan sus disculpas. El alcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé García, presidente de la FMM, lo subrayó ayer en el mismo desayuno: "No nos valen las disculpas sin dimisión. La forzaremos y no pararemos hasta que se vaya".

García lideró por la tarde la petición de dimisión que la Comisión Ejecutiva de la FMM aprobó con los únicos votos de los 12 alcaldes populares presentes, informa la agencia Efe.

El alcalde de Torrejón y vocal de la Ejecutiva, Pedro Rollán, criticó la actitud de los siete alcaldes socialistas que abandonaron la sala cuando se iba a votar. No estaban presentes los dos representantes de IU, la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Pilar Martínez (que excusó su asistencia), ni los alcaldes populares de Rascafría, Pozuelo y Móstoles. IU mostró en una nota su rechazo a la dimisión, porque "cumple con los mínimos políticos exigidos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 2008