Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jurado del 'caso Menezes' da un varapalo a Scotland Yard

La familia de Jean Charles de Menezes reclamó ayer una revisión del caso después de que el jurado de la investigación pública se negara a refrendar como legítima la actuación de la policía británica, que acribilló al electricista brasileño al confundirlo con un terrorista hace tres años.

Los portavoces de la campaña "Justicia para Jean", creada por sus allegados y amigos, calificaron ese veredicto abierto como una "crítica lapidaria" a la policía británica, al tiempo que censuraban de nuevo al juez Michael Wright por haber prohibido expresamente al jurado que pronunciara una sentencia de "homicidio injustificado".

Ante ese constreñimiento, los miembros del jurado optaron ayer por encarar una docena de preguntas relativas al caso, cuyas respuestas denotan una nítida censura a la actuación de los agentes de la brigada antiterrorista que mataron a De Menezes de siete balazos en la estación de metro de Stockwell, en el sur de Londres.

El suceso se produjo el 22 de julio de 2005, al día siguiente de que la capital británica registrara una cadena de atentados frustrados, y dos semanas después de que cuatro bombas explosionaran en el transporte público de la ciudad, con un balance de 56 muertos (incluidos los cuatro suicidas).

El grueso del jurado -ocho de sus diez miembros- considera que no es cierto que los agentes dieran el alto a De Menezes de una forma clara y audible, ni tampoco que éste se levantara del asiento del vagón y se dirigiera hacia el policía que le disparó. Tampoco que la conducta del electricista -que fue confundido por la brigada antiterrorista por Hussein Osman, uno de los involucrados en los ataques del 21-J- resultara en ningún momento sospechosa.

"Trágico error"

Todo un varapalo a la Policía Metropolitana que, blindada tras el sistema político británico, tan sólo ha reconocido hasta la fecha haber incurrido en un "trágico error" que se resumiría en el incumplimiento de la normativa sobre seguridad.

En una declaración leída ayer en Londres, la madre de la víctima inocente, Maria Otone de Menezes, agradeció al jurado un veredicto que, según sus palabras, le ha permitido "volver a nacer".

El resto de familiares siguen dispuestos a dar la batalla legal y amenazan con acusar a los agentes implicados de perjurio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 2008