Alcobendas da un ultimátum a Castro para que abandone la FEMP

Los socialistas califican a Vinuesa de "hooligan' de todos los radicales del PP"

Silbatos, gritos y pancartas recibieron ayer al alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, antes de que empezara el pleno del Ayuntamiento en el que se iba a aprobar la propuesta de abandonar la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) si el regidor de Getafe, Pedro Castro, no abandona el puesto de presidente de este organismo antes del martes.

Los pitos, en realidad, no tenían que ver con el asunto. Procedían de representantes sindicales que protestaban por la renegociación del convenio colectivo, pero ayudaron a calentar el pleno desde el principio. El ruido se acabó cuando Vinuesa ordenó desalojar a los alborotadores.

El ultimátum a Pedro Castro -que llamó "tontos de los cojones" a los votantes de la derecha- fue aprobado por los 14 concejales del PP, que votaron solos después de que los representantes de la oposición (PSOE e IU) abandonasen la sala a modo de protesta. El portavoz del PP, Ramón Cubián, calificó de "gravedad extrema" que el presidente de la FEMP insulte a la mitad de sus representados. "Es igual que si el jefe de una brigada de policía contra violencia de género dijese que pega a su mujer", llegó a comparar. El portavoz socialista, Manuel Aragüetes, calificó a Vinuesa de "hooligan de todos los radicales del PP" y le acusó de ser "el brazo armado de la intolerancia, el despotismo y la desfachatez, o sea, de Esperanza Aguirre".

Más información

Ignacio García de Vinuesa, alcalde de Alcobendas, en un pleno de su Ayuntamiento.
Ignacio García de Vinuesa, alcalde de Alcobendas, en un pleno de su Ayuntamiento.MANUEL ESCALERA

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 11 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50