Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE arropa a Castro y habla de una ofensiva contra la FEMP

¿Por qué el PP no acepta las disculpas de Pedro Castro, alcalde de Getafe y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)? La pregunta se la formula la dirección del PSOE, pero es retórica, ya que creen tener la respuesta: "El PP quiere dinamitar la FEMP porque no la presiden ellos".

Esta es la conclusión, por lo que la dirección socialista y el Gobierno se preparan para la ofensiva contra Castro y contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Ayer mismo, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá (PP), vicepresidenta de esa organización, dijo que "Castro ha matado a la FEMP".

Es verdad que el PSOE consideró lamentable la frase del alcalde de Getafe. Cuando trascendió que el edil había insultado a los votantes, no a un partido, la preocupación recorrió la médula espinal de la organización socialista. Ahora bien, su disposición a pedir disculpas desde el principio y la reiteración, incluso la petición de magnanimidad para sus errores, alivió al PSOE, que pensó, erróneamente, que tras unos días todo pasaría.

Lejos de amainar, la tormenta crece, y así seguirá hasta la próxima reunión de la ejecutiva de la FEMP, en la que Castro pedirá disculpas pero el PP no las aceptará, sino que le exigirá que dimita. La dirección federal del PSOE ha decidido arropar a su compañero de partido al estimar que el PP va a convertir su "lamentable" declaración en una operación política de acoso contra el PSOE y de "derribo de la FEMP", según interpretación de la ejecutiva federal.

"Enfriar" el asunto

Sí se arropa a Castro, aunque la ausencia de declaraciones públicas de apoyo podría hacer pensar que le dejan a su suerte. Los mismos interlocutores explican que se decidió no hacer aspavientos sobre este asunto con el ánimo de "enfriarlo". Ahora bien, la ofensiva ha sido de tal calibre, desde Mariano Rajoy hasta la secretaria general, Dolores de Cospedal, que ayer el PSOE sí salió a defender a Castro. El primero ha sido el secretario de Política Municipal de la ejecutiva federal, Antonio Hernando.

"Pedro Castro ha pedido disculpas reiteradas, algo que los dirigentes del PP no han hecho, y mucho menos dimitir después de declaraciones muy desafortunadas", dijo Hernando. También la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, ayer, en Los Desayunos de TVE, insistió en que el alcalde había pedido disculpas y, por tanto, debía ser suficiente.

No lo es, ni lo será. De momento, el PSOE insiste en que no pedirá a Castro que dimita. Ya no responden cuando se les dice qué ocurrirá si el PP no ceja en su petición de dimisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2008