Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una fiesta contra el invitado Castro

Los populares se presentan en la fiesta de homenaje a la Constitución organizada por Aguirre con pegatinas para que dimita el alcalde de Getafe, presente en el encuentro

Tocaba celebrar los 30 años de la Constitución. La plana mayor de la política madrileña se reunía para brindar por el aniversario de la Ley Fundamental. Pero el palacio de la Puerta del Sol se inundó de alcaldes y portavoces del PP con pegatinas azules en su solapa. Todos contra Pedro Castro. El alcalde de Getafe y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), uno de los socialistas más carismáticos de Madrid y azote permanente de la presidenta de la Comunidad, tuvo ayer que beber un trago muy amargo antes de levantar la copa por la Constitución.

Treinta minutos antes, Aguirre recibía en la entrada del palacio a los invitados. Quizá simplemente quiso ser puntual, pero un minuto después de retirarse llegó Castro. No se saludaron. Iba acompañado del secretario general del PSM, Tomás Gómez, y la portavoz socialista en la Asamblea, Maru Menéndez. Respaldo total del partido de Madrid al alcalde de Getafe. Y le iba a hacer falta ahí dentro. De nada iba a servir que haya pedido disculpas públicas hasta en media docena de ocasiones.

"No está bien. Se ha ido muy preocupado", dice un cargo del PSOE

En el salón se encontró con su nombre pegado en la solapa de muchos: "Con la Constitución. Pedro Castro dimisión". La lucían todos los alcaldes y portavoces del PP en la región. Todos menos Gallardón, que además fue el único que saludó al proscrito. Tampoco Aguirre la tenía.

El plan se había urdido la noche anterior en la reunión de alcaldes del PP. Una vez más, los populares madrileños tomaban la delantera respecto al partido nacional. En el particular brainstorming que realizaron salió la idea de plantarse frente al Ayuntamiento de Getafe para protestar. No cuajó. Gustó más el plan de las pegatinas. Eso, y poner fecha a su cabeza: si el día 12 de diciembre Pedro Castro no dimite por haber llamado "tontos de los cojones" a los votantes del PP, los alcaldes populares de Madrid se irán de la FEMP.

Y eso obligó a ir a remolque durante todo el día siguiente a la directiva nacional. El presidente del partido, Mariano Rajoy, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y la portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, pidieron la dimisión de Castro. Sin embargo, no se pronunciaron sobre los plazos ni condicionaron su permanencia en la FEMP a la marcha del alcalde de Getafe. Gallardón no habló hasta la tarde.

Mientras, Castro soportaba como podía las embestidas. "Aguantaré lo que pueda", dijo durante el acto. Unas palabras que para muchos significan que "está tocado". "No está bien. Cree que es una persecución contra él y que estaba premeditado. Se ha ido muy preocupado del acto", explicaba ayer un cargo del PSOE que estuvo arropando a Castro. "Ahora hay que ver qué decide Ferraz, que de momento no se ha pronunciado demasiado. Que dimita o no, depende de ellos", explica un concejal socialista del Ayuntamiento que recuerda que esta semana el Gobierno ha dado 8.000 millones de euros a los consistorios y, en cambio, el escándalo de Castro se ha llevado toda la repercusión mediática.

Tras los discursos, el alcalde de Getafe se movió hacia un lado de la sala. Decenas de cámaras, flashes y reporteros le acorralaron en una esquina, y se vio obligado a hacer declaraciones: "Ya he pedido disculpas. Creo que ante esa actitud está la grandeza de aceptarlas", dijo a la prensa mientras intentaba zafarse de ellos. Con aspecto desorientado, preocupado y bastante agobiado, intentó sin mucho éxito salir del tumulto. Apareció David Lucas, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento y antigua mano derecha de Castro en Getafe, y se lo llevó casi por el brazo hasta la calle.

Pero ahí le esperaban algunos fieles aguirristas. Esta vez sin pegatinas, pero al grito de "Pide perdón de rodillas", o "Nosotros somos los tontos de los cojones". Y ahí empezó la carrera por la calle Mayor hacia la plaza de la Villa donde, según fuentes socialistas, iba a acudir al acto que celebraba el Ayuntamiento con la presencia de la ministra de Defensa, Carme Chacón. Lo pensó mejor y se marchó.

Aguirre le da una semana a Castro. Fuentes del PP se muestran también convencidas de que terminará dimitiendo. Consideran que si finalmente la amenaza de fuga se extiende a todo el partido, Castro no aguantará la presión. El PP considera a la FEMP una suerte de club privado que vive de las subvenciones de ayuntamientos y diputaciones y cree que no aguantaría que 3.200 de sus 8.000 miembros -los populares- dejaran de ser socios en bloque.

Otras perlas de los políticos españoles

- Carlos Fabra (PP): "Si me toca la lotería, me sacaré la pirula y mearé en la sede de IU". La declaración se produce el 28-11-2008 en respuesta a un fotomontaje cuya autoría Fabra atribuye a IU y donde aparece como si fuera el 'calvo' de la lotería.

- Ana Mato (PP): "Los niños andaluces son prácticamente analfabetos". Lo dijo el 1-3-2008, durante la campaña electoral y para dar apoyo a la candidatura a la Junta de Andalucía de Javier Arenas.

- Esperanza Aguirre (PP): "La reacción de algunos miserables les convierte en bellacos". Lo dice el pasado 4 de diciembre en respuesta a los que la criticaron por salir de Bombay durante los atentados y no esperar a su delegación.

- Miguel Carmona (PSOE). "Si hace falta, hundimos otro

Prestige". 10-12-2002. El diputado socialista se mofa del PP y dice que el PSOE va sobrado de votos. Dimitió de su cargo.

- Ana Mato (PP): "Al PSOE no le importan nada las mujeres, sólo las utiliza". Lo dice el pasado 3 de diciembre para explicar que el PSOE reforma las leyes pensando en las estadísticas y no en las personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2008

Más información