Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez admite la suspensión de pagos de Habitat y rechaza el recurso de Ferrovial

Cuatro días después de que entrara en el Juzgado Mercantil número 3 de Barcelona la solicitud de concurso de acreedores -la antigua suspensión de pagos- de Habitat, el juez ha aceptado la petición de la promotora inmobiliaria. Al mismo tiempo, ha rechazado las medidas cautelares que solicitaba su segundo mayor accionista, la constructora Ferrovial, contra la declaración del concurso, argumentando una cuestión forma.

Allanado el camino, se inicia ahora la farragosa tramitación del concurso de acreedores. El juez nombró ayer tres administradores de la compañía que serán los que a partir de ahora velarán por su patrimonio si, como se espera, aceptan el cargo, pues los honorarios que prevé la ley en casos así son muy elevados. Los administradores nombrados por el juez José María Fernández Seijo son Enric Faura, auditor de cuentas; Joan Antoni Borràs, abogado, y un auditor o economista que designe La Caixa, a la que Habitat debe 199 millones de euros, el 9,2% del total, que asciende a 2.348 millones. El 85% de esa deuda ha sido contraída con los bancos, y el 15% con un millar de pequeños accionistas.

La deuda de Promociones Habitat fue contraída hace dos años, cuando compró a Ferrovial su división inmobiliaria y asumió una carga que es la que finalmente le ha llevado a presentar el concurso de acreedores. De ahí que Ferrovial, que tras vender su negocio a Habitat acabó tomando un 20% del capital del grupo presidido por Bruno Figueras, decidiera impugnar la suspensión de pagos: alegaba que tenía que haberla acordado la junta de accionistas y no el Consejo de Administración como ocurrió el pasado 25 de noviembre. Tras esa formalidad, Ferrovial pretendía ganar tiempo y evitar que un juez pudiera invalidar la operación en que se deshizo de su división inmobiliaria. El juez entiende que algunos juristas, pocos, apoyan la tesis de Ferrovial, pero añade que ese hecho "no debe ser argumento suficiente como para adoptar las medidas reclamadas".

A partir de la solicitud de concurso presentada por la empresa matriz, otras seis filiales y la cadena de intermediación inmobiliaria Don Piso siguieron ayer la misma senda y acudieron al juzgado. Las otras sociedades del grupo que piden la suspensión de pagos son Habitat Serinmo, Nuevaferia, Habitat Inmuebles Residenciales, Habitat Torregirasol, Empordà Club de Golf Holding y Empordà Invest. Todas están participadas entre el 90% y el 100% por Habitat.

Don Piso presentó el pasado mes de mayo un expediente de regulación de empleo que afectó a sus 120 sucursales propias y a 350 trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de diciembre de 2008