Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El terrorismo golpea al empresariado vasco

El Supremo descartó para ilegalizar ANV su campaña contra la 'Y' vasca

La negativa a condenar el atentado de ayer será alegada ante el Constitucional

La Sala Especial del Tribunal Supremo descartó el pasado septiembre que las movilizaciones de ANV en contra del Tren de Alta Velocidad tuviesen relevancia como para suponer que ANV "apoyaba o justificaba los ataques de ETA contra las empresas adjudicatarias" de las obras. Ayer, sin embargo, el alcalde y concejales de ANV en Azpeitia se negaron a condenar el asesinato del empresario Ignacio Uria, vecino de esa localidad. Esa conducta será alegada en contra de la estimación del recurso de amparo de ANV que tramita el Constitucional, según fuentes de las partes.

La sentencia que ilegalizó ANV el pasado septiembre rechazó los argumentos del Ministerio Fiscal y el abogado del Estado, que sí consideraban "relevante" la actuación de ANV en contra de la Y vasca.

Según el Supremo, "la eventual coincidencia con ETA" en contra de instalar en el País Vasco una estructura ferroviaria como la del Tren de Alta Velocidad "no es suficiente para deducir que también ANV respalda, apoya o justifica los repetidos ataques que ETA viene cometiendo contra bienes de las empresas adjudicatarias de las obras".

La sentencia explicaba que la ilegalización de un partido no tiene que ver con los postulados ideológicos que defiende "sino con las conductas que lleva a cabo para defenderlos", cuando dichas conductas "significan el respaldo a un grupo terrorista o la colaboración sistemática con organizaciones que amparan o apoyan al terrorismo".

Tras examinar las alegaciones del fiscal y el abogado del Estado, el Supremo concluyó que en la causa no había "dato alguno que permita afirmar que la coincidencia de ANV con ETA en su discurso contra el Tren de Alta Velocidad se extiende al apoyo o justificación de los métodos violentos que ETA está llevando a cabo".

Esta afirmación del Supremo queda ahora en tela de juicio ante la negativa del alcalde y los concejales de ANV de Azpeitia a condenar el asesinato de Uria, precisamente cuando el Tribunal Constitucional acaba de admitir a trámite el recurso de ANV contra su ilegalización.

La negativa a condenar el asesinato será previsiblemente "relevante" a partir de ahora, ya que en la ilegalización del PCTV el Supremo sí tuvo en cuenta que este partido no condenó los ataques al Tren de Alta Velocidad. En la sesión del 27 de diciembre de 2007, el grupo parlamentario del PCTV se negó a apoyar una moción de solidaridad con las empresas que sufrieron ataques de ETA por participar en la construcción del TAV. Ese rechazo de la moción reveló "de manera concluyente" la coincidencia del discurso del PCTV con ETA y Batasuna para el empleo de la violencia.

Por su parte, el Tribunal Constitucional ya ha dado traslado al Ministerio Fiscal y a las demás partes para que se pronuncien sobre la petición de la defensa de ANV de que quede en suspenso la ejecución de la sentencia de ilegalización hasta que se resuelva su recurso de amparo.

El alcalde

- Iñaki Errazkin se hizo de rebote con la Alcaldía de Azpeitia el 16 de junio de 2007, pese a lograr en las urnas dos escaños menos que el PNV. En torno a la treintena y con estudios de FP, trabajaba en una tienda de electricidad hasta que llegó al cargo de primer edil. Cuando tomó posesión del bastón de regidor tuvo "un recuerdo" para "los presos y huidos" de ETA nacidos en la localidad. En la celebración de San Ignacio de 2007 entregó en mano a Ibarretxe la propuesta política de Batasuna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de diciembre de 2008

Más información