Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol espera el final del culebrón Lukoil esta semana

Al culebrón Sacyr-Repsol-Lukoil le quedan días. Fuentes al tanto de los contactos que mantienen la constructora Sacyr -primer accionista de la petrolera española- y la petrolera rusa Lukoil aseguran que esta semana será decisiva para aclarar si la compañía rusa adquiere las acciones de Sacyr en venta (20%).

Y es que, tras semanas de rumores, todas las cartas están sobre la mesa y todas las opciones han sido analizadas. Desde la venta de un 29,9% de Repsol YPF (suma del paquete de acciones de Sacyr, más otras participaciones de La Caixa, Caixa Catalunya y Mutua), hasta la venta de sólo un 20% del capital, con lo que Sacyr permanecería en Repsol YPF con un 10%.

La pelota está ahora en el tejado ruso. Lukoil deberá decidir en los próximos días si cuadra en sus planes el porcentaje de acciones de Repsol que se le ofrece, el precio que se le demanda y las garantías que piden los bancos acreedores de Sacyr, encabezados por Santander, Caja Madrid, Calyon y Citigroup.

Mientras llega la respuesta rusa, el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, recalcó ayer que la entrada de Lukoil en Repsol no es inevitable mientras la operación no esté cerrada. Solbes agregó que "el interés de todos es que Repsol siga siendo una empresa gestionada por España y vinculada a los intereses fundamentales" del país.

Operación abierta

Las declaraciones del ministro, que hasta ahora no había entrado a enjuiciar la hipotética operación rusa sobre Repsol, ponen de relieve dos hechos: la operación de venta está abierta y se puede evitar. "Se está trabajando para la mejor solución para todos", concluyó Solbes.

Pero declaraciones al margen, la supuesta operación sigue agitando la escena política. Ayer mismo, el PP, el grupo que comparten ERC, IU e ICV y el Grupo Mixto solicitaron la celebración de un debate monográfico en el Pleno del Congreso que incluya la comparecencia del ministro de Industria, Miguel Sebastián, para explicar la posición del Gobierno ante la posible entrada de la compañía rusa Lukoil en Repsol.

La petrolera española comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que está revisando los proyectos y las inversiones de su plan estratégico por la difícil situación económica y por la caída de precio del crudo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de diciembre de 2008