Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos por el secuestro del fotógrafo José Cendón en Somalia

El embajador español afirma que el periodista continúa "en buen estado"

La policía de Somalia ha detenido a dos personas supuestamente relacionadas con el secuestro el miércoles del fotógrafo español José Cendón y un periodista británico. La Policía de Puntlandia, la región del norte de Somalia donde fueron capturados Cendón y Colin Freeman mientras preparaban un reportaje sobre piratería para el diario británico Daily Telegraph, ha puesto "controles en todas las salidas de Bossaso (la principal ciudad de la zona) y busca testigos del secuestro", ha declarado un mando de la policía somalí.

Abdulkader Ali, dirigente tribal de la región de Sanaag, donde la policía considera que se ocultan los secuestradores, reveló ayer que "ya hay negociaciones abiertas entre los ancianos y el grupo de secuestradores para resolver el asunto". A pesar de ello, el presidente del Gobierno autónomo de Puntlandia, Mohamud Musa Hirsi, adelantó ayer que no aceptaría "pagar rescate alguno a los secuestradores". Gani Mohamed Abdi, jefe de la Policía de Bossaso, explicó que sus agentes se encuentran en las inmediaciones de Sanaag, una zona montañosa situada aproximadamente 20 kilómetros al suroeste de Bossaso.

Las sospechas del responsable policial coinciden con la versión que maneja Nicolás Martín Cinto, embajador de España en Kenia y también responsable de las relaciones con Somalia. Martín Cinto explicó desde Nairobi que los dos periodistas "están vivos y se encuentran a menos de 30 kilómetros de Bossaso". El diplomático informó de que los dos hombres se encuentran en buen estado: "Aunque nosotros no hemos hablado con ellos, distintas fuentes [no identificadas] nos han confirmado que les han visto y que están en buen estado". "Aunque tenemos sospechas de quiénes pueden ser los secuestradores, seguimos sin poder confirmarlo", apostilló.

Uno de los traductores que acompañaban a José Cendón ha desaparecido, según Martín Cinto, que considera que ésa puede ser una pista decisiva. También anunció que los secuestradores aún no se han puesto en contacto ni con autoridades españolas ni con las de Puntlandia. "Esperamos que lo hagan mañana y que podamos, de ese modo, avanzar en la liberación". "No podemos confiar en nadie", concluyó el embajador.

Las autoridades de Puntlandia ya anunciaron que trabajan sobre el supuesto de que Cendón y Freeman fueran secuestrados por sus traductores en colaboración con una banda armada no identificada. El ministro de Información del Gobierno autónomo de Puntlandia, Abdirahman Mohamed Bankah, declaró que los informadores no admitieron escolta policial a su llegada a Bossaso y prefirieron contratar la protección de una milicia preparada por los traductores.

El ministro declaró que el Gobierno regional está haciendo todos los esfuerzos para obtener información sobre los secuestradores. El mismo mensaje llegó desde España el viernes. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que el Ejecutivo está utilizando todos sus recursos para liberar a Cendón.

Julia Cendón, la hermana del reportero declaró ayer en Santiago que la familia todavía no dispone de ninguna información nueva y reclamó prudencia siguiendo las indicaciones de compañeros de Cendón "que están en África". Esos periodistas conocedores de la zona piden calma ante la eventualidad de que los secuestradores "se pongan nerviosos y puedan cometer alguna locura", explicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de noviembre de 2008