Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protestas por la crisis en Vilanova e Igualada

Miles de trabajadores del Garraf y de la Anoia salieron ayer a la calle para poner de manifiesto el duro golpe que está asestando la crisis al tejido económico de estas dos comarcas. En Vilanova i la Geltrú, unas 1.500 personas se manifestaron contra la situación que se vive en la planta de Mahle, con un expediente de regulación temporal (ERE) de una semana sobre la mesa y un plan para suprimir 250 puestos de trabajo, casi la mitad de su plantilla.

Mahle, filial de la multinacional alemana, es una de las empresas más importantes de la comarca, dedicada a la fabricación de pistones para la automoción. En la manifestación no sólo se movilizaron la plantilla y sus familiares, sino también trabajadores de otras empresas de la ciudad que pasan dificultades económicas, representantes del Ayuntamiento y vecinos que se solidarizan con ellos.

La tasa de paro en el Garraf supera la media catalana, pero la problemática del desempleo también es especialmente patente en la Anoia. En su capital, Igualada, se manifestaron ayer alrededor de mil personas, en protesta por la crisis y el cierre de empresas en la comarca, y contra los ERE que se están aplicando. Esta comarca arrastra aún la crisis del textil de hace unos años. Los manifestantes reclamaron que la Generalitat ubique en la zona el nuevo aeropuerto corporativo que la Generalitat anunció hace un año y que está pendiente de decisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de noviembre de 2008