Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hablemos del copago sanitario

Güemes cree que debe iniciarse el debate sobre la aportación de los usuarios

"Abordemos ese debate sin prejuicios", proclamó ayer el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, ante un auditorio formado en gran parte por médicos. Se refería al debate sobre el copago, una fórmula de financiación sanitaria por la que los enfermos pagan una cantidad a cambio de algunos servicios.

Fue la consejera de sanidad catalana, Marina Geli, la que reabrió esa discusión a finales de octubre. Hasta ahora Güemes había pasado de puntillas sobre la cuestión, pero ayer, tras una conferencia en la Real Academia Nacional de Medicina, aseguró que el copago "es un debate de presente, probablemente de futuro y de pasado en la mayoría de países de la Unión Europea, porque ya han avanzado en esa dirección". La propuesta de su homóloga catalana proviene, afirmó, de "la preocupación, desde la obligación moral que siente por garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario, desde la honestidad, desde el conocimiento". Y acto seguido lanzó una sugerencia. "Lo que pido es que cuando nos reunimos en el Consejo Interterritorial

[el último se celebró el miércoles pasado], no nos pasemos horas debatiendo temas sobre los que todos estamos de acuerdo, sino que lo dediquemos a debatir sobre esas cuestiones".

Güemes se extendió varios minutos sobre el copago e incluso se planteó preguntas retóricas: "¿Se pone en entredicho la equidad con el copago? Esa es la gran cuestión". En ese punto aprovechó para criticar al secretario general de los socialistas madrileños y ex alcalde de Parla, Tomás Gómez: "¿Qué es copago? Para él es que los usuarios tengan que pagar el aparcamiento del hospital Infanta Cristina. Él lo llama copago". Se oyó alguna risa en el auditorio. "Ha sacado a la gente a la calle. Incluso ha utilizado recursos de publicidad del Ayuntamiento, impuestos de todos los contribuyentes para tratar de movilizar a los vecinos", añadió.

Güemes siguió su argumentación afirmando que "copago ya hay en gran parte de la sanidad", y puso el ejemplo de la factura farmacéutica. Finalmente, pidió renunciar "a cualquier tentación de demagogia" y aseguró que "es moralmente obligado que ese debate se produzca en la sanidad española".

La propuesta de Geli no cuenta con el apoyo del Ministerio de Sanidad. El titular de este departamento, Bernat Soria, descarta de momento el copago, como también lo hicieron en su momento Elena Salgado (PSOE) y Ana Pastor (PP).

La consejera catalana aseguró que "si queremos mantener el sistema de salud, necesitamos más ingresos y, si no pueden venir del Estado, tendrán que venir de otro lado, por lo que habrá que hablar de algunas tasas de uso del sistema sanitario". Se refería, entre otras cuestiones, al copago de medicamentos, que considera "injusto" porque hay personas con rentas bajas que pagan, cuando hay jubilados con pensiones altas que no abonan su coste. Portugal cobra una cantidad simbólica por la atención primaria, que es más alta en otros países europeos, como Suecia. En algunos se paga un porcentaje del coste del servicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 2008