Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis mundial

Los fabricantes de coches piden más flexibilidad laboral

Proponen a Zapatero alargar los contratos temporales

La producción de coches es un buen termómetro para medir la salud de la economía. Y en estos momentos hace mucho frío en un sector que ha reducido la producción de vehículos un 26% en octubre, por la brusca caída de las ventas.

Los fabricantes de coches se reunieron ayer en Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para reclamar medidas que reactiven el sector y eviten el despido de hasta 50.000 personas afectadas por el zarpazo de la crisis sobre la industria automovilística.

Por eso, la asociación de fabricantes de coches (Anfac) ha presentado al Ejecutivo un documento con 10 medidas con un amplio contenido laboral. Entre las propuestas de este ámbito, los fabricantes de coches solicitan alargar los contratos temporales, el máximo actual son dos años. Además, han solicitado un aplazamiento de las cotizaciones sociales de las empresas y de las cuotas del IRPF. También plantearon al presidente que el ICO garantice sin coste alguno los costes de la finalización de los contratos, como jubilaciones anticipadas o suspensiones de empleo por reducción de actividad. Otra de las reivindicaciones consiste en establecer medidas para reducir el absentismo injustificado, que eleva hasta el 80% las bajas por incapacidad temporal.

El sector reclama un nuevo plan Prever para impulsar las ventas

Anfac reclama al Gobierno ayudas directas a los consumidores para comprar coches y camiones, un nuevo plan Prever. La propuesta pasa por ampliar el Plan VIVE mediante reducciones en el impuesto de matriculación para la adquisición de los automóviles más contaminantes. También pide garantías para que las ayudas al sistema financiero lleguen a las familias y a las pequeñas empresas. Y que canalice las ayudas aprobadas por la UE.

Los fabricantes explicaron al presidente Zapatero las dificultades de mantener el empleo en el sector y aludieron a los últimos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). Con ese argumento, Francisco García, presidente de Anfac, reclamó al jefe del Ejecutivo ayudas para "corregir la situación de la industria del automóvil y mantener la competitividad y la productividad de las fábricas de España". Zapatero reconoció las dificultades que atraviesa la industria y mostró su apoyo al sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de noviembre de 2008