Reportaje:

Indignación vecinal por el crimen

Un centenar de personas se concentra en Bujalance para protestar por el suceso

Bujalance por la paz y la justicia. Así rezaba la pancarta que presidió la concentración de algo más de un centenar de personas, según fuentes municipales, ayer en este municipio cordobés de 8.000 habitantes para mostrar su repulsa por el asesinato de José Reyes, el gitano de 51 años que murió el domingo después de dos semanas en coma por un balazo en la cabeza. Los vecinos, en su mayoría de etnia gitana, pidieron también la dimisión del subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, ya que, cuando se produjo el hecho luctuoso, el presunto asesino, Rafael Hidalgo, payo de 29, se encontraba huido de la cárcel tras violar un permiso en 2006. Para ello, familiares y amigos de José Reyes han iniciado una recogida de firmas que entregarán en la sede de la subdelegación de Córdoba dentro de dos semanas. "Esperamos recoger unas 5.000", dijo un portavoz.

Más información

La protesta fue convocada por la Federación de Asociaciones Cristianas Culturales de Andalucía (Facca), una entidad de carácter evangélico (fe que profesaba José Reyes) de apoyo a la comunidad gitana. Su representante, Luis Guillermo Cortés explicó que habían logrado que la concentración se desarrollara "con tranquilidad, de manera pacífica. Pero sin dejar de pedir responsabilidades". Los ayer reunidos pidieron, además de la dimisión del subdelegado, la inmediata detención de Rafael Hidalgo, aún huido, y la aceptación de responsabilidades del alcalde de Bujalance, el socialista Rafael Cañete. El regidor recordó de nuevo que fue él quien, en una Junta Local de Seguridad de hace un año ya advirtió a la fuerzas de seguridad del Estado acerca de la necesidad de detener a Rafael Hidalgo, puesto que se le había visto en el pueblo de manera constante y era reconocida su peligrosidad.

"Todos en el pueblo lo sabían. Y no han hecho nada. Aquí se tienen que asumir responsabilidades porque estamos hablando de la muerte de un hombre, de un asesinato", protestaba Luis Guillermo Cortés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50