Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reordenación energética

Los bancos siguen buscando la fórmula para financiar el desembarco de la rusa

La segunda reunión de bancos acreedores de Sacyr Vallehermoso con La Caixa para diseñar fórmulas que permitan a la petrolera rusa Lukoil adquirir un 29,9% de la petrolera española Repsol YPF finalizó sin hallar una solución definitiva. No obstante, fuentes cercanas a las conversaciones señalaron que se habían producido avances. En concreto, sobre las garantías adicionales que debería aportar Lukoil para asumir tanto el 20% de Repsol YPF que controla Sacyr Vallehermoso, como el crédito de 5.175 millones con el que el grupo constructor adquirió las acciones en 2006.

Así pues, la operación rusa sobre Repsol YPF todavía tendría aliento. Aunque se mantiene el escollo fundamental: de dónde saldrá el dinero -y en qué condiciones- para que Lukoil adquiera un 9,9% adicional de acciones de Repsol YPF a los accionistas interesados en vender: La Caixa, Mutua Madrileña y Caixa Catalunya.

El presidente del ICO califica de "muy compleja" la operación

El encuentro, como el anterior del pasado viernes, responde a esquemas poco habituales. Para empezar, el actor más destacado, la petrolera rusa Lukoil, no está representado físicamente -sí habría contacto por videoconferencia- en las reuniones en las que, supuestamente, se negocian las condiciones que estaría dispuesta a aceptar. Se reúnen, por un lado, representantes de bancos que tratan de asegurar el crédito de 5.175 millones que concedieron a Sacyr en 2006; y por otro, La Caixa, entidad que es accionista de Repsol YPF (12,5%), aspirante a vender parte de esas acciones -siempre que venda Sacyr- y candidata a financiar al comprador. Lukoil, oficialmente, no dice nada sobre la operación.

La agitación bancaria, sumada al silencio de Lukoil y a las continuas valoraciones políticas alientan las especulaciones casi hasta el paroxismo. Cada declaración de un ministro, más o menos voluntaria, da lugar a múltiples interpretaciones. Ayer, las preguntas sobre Repsol YPF planteadas al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y al vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, añadieron candidatos para entrar en Repsol YPF.

Rubalcaba, en una entrevista en Onda Cero, y a preguntas del entrevistador aseguró: "Si me pregunta si hay algún socio que a mí me gustara más que Lukoil, seguramente encontraría alguno, el problema es que ése no tiene dinero". Preguntado si le gusta más la opción francesa que plantea la compañía Total, sentenció: "Pues igual sí, pero habría que verlo".

Añadida Total a la lista, fue el turno de interpretar a Solbes. El vicepresidente fue muy cauteloso. Sólo aseguró que en la posible entrada de Lukoil en la petrolera española no se puede olvidar que hay que considerar elementos como la "reciprocidad [para que empresas españolas inviertan en Rusia] y otros", que no especificó.

Para completar la elaboración de quinielas, el diario italiano Corriere della Sera daba cuenta -más en pasado que en presente- del interés que en algún momento mostró el grupo energético público italiano ENI por una posible fusión con Repsol. Sin avances significativos en la operación, el presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Aurelio Martín, que en el año 2006 financió a Sacyr Vallehermoso con un 7% del préstamo sindicado para entrar en Repsol YPF, calificó de "muy compleja" la operación por la que Lukoil podría hacerse cargo del préstamo que solicitó el grupo constructor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 2008