El Poder Judicial investigará si una juez que conducía ebria amenazó a los Mossos

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), órgano de gobierno de los jueces, investigará si una juez de Barcelona amenazó a los Mossos d'Esquadra para intentar eludir un control de alcoholemia. La madrugada del pasado 9 de octubre, M. S. L. M. conducía su vehículo por la carretera C-16 cuando, a la altura de Sant Cugat, se encontró con un control policial. La juez informó a los agentes de cuál era su cargo para intentar saltarse el control, según consta en el informe policial. La estrategia no funcionó y la juez dio positivo en el test con 0,48 miligramos por litro de aire aspirado, casi el doble del máximo que permite la ley.

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Maria Eugènia Alegret, recibió el pasado viernes una comunicación de los Mossos a través del correo electrónico en el que se le informaba del caso. Alegret ya ha dado instrucciones a la policía autonómica para que traslade la investigación al Poder Judicial. Por ello ha ordenado a la policía que traduzca del catalán al castellano toda la información de la que dispone sobre el caso. El CGPJ deberá determinar si la magistrada cometió una falta grave -por exceso o abuso de autoridad- o una falta muy grave, por abuso de su condición de juez "para obtener un trato favorable de autoridades, funcionarios o profesionales", según la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Más información

El incidente ocurrió a las 3.30 de la madrugada. Los agentes pidieron a la mujer que soplara durante un control de tráfico ordinario. En un primer momento, ella se negó a acatar la petición de los policías. En actitud chulesca y desafiante, advirtió a los mossos de que era juez y les pidió que, ya que regresaba muy cansada de trabajar, le dejaran pasar sin más, según avanzó ayer el diario El Mundo.

¿Por qué no me dejan ir?

Según consta en el informe elaborado por la policía, la juez "se dirigió de manera y tono amenazantes" a los agentes, a los que espetó severas advertencias: "Yo por ustedes me salto muchas veces el procedimiento y a partir de ahora no voy a creer nada de sus historias". La juez aludió también a las posibles consecuencias de someterla a la prueba de alcoholemia contra su voluntad: "Estoy deseando que los de tráfico de Sabadell pasen por mi juzgado", dijo. E insistió en exigir a los agentes que la dejaran seguir su camino. "Todos trabajamos en lo mismo, soy juez, ¿por qué no me dejan ir?"

M. S. L. M. accedió, finalmente, a someterse a la prueba. Dio positivo. La juez ha tenido que afrontar el pago de una multa -la sanción ya ha sido abonada- y está a la espera de que el Servicio Catalán de Tráfico le retire diversos puntos de su permiso de conducir.

En su comunicación a Alegret, los Mossos informaron de que habían multado a la juez por conducir bebida y alertaron de su actitud desafiante. La policía autonómica asegura que dispone de dos testigos del incidente que pueden corroborar las palabras de la juez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 24 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50