Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa de Lezama admite que el campo de tiro carece de licencias

La alcaldesa de Lezama, Alaitz Etxeandia (PNV), ha reconocido que el campo de tiro abierto hace 22 años en la localidad carece de permisos de actividad, apertura, sanitarios ni de medidas correctoras, como establece la actual legislación. En un escrito fechado el pasado 22 de septiembre, en respuesta a una petición de información de la concejal del PSE María Dolores Fernández, afirma que sólo dispone de una autorización de 1986 de la Guardia Civil, que se refiere sólo a la autorización de armas.

Como ya adelantó EL PAÍS, la Fiscalía investiga desde hace seis meses dos presuntos delitos de prevaricación y contra el medio ambiente en los que estarían implicados el Ayuntamiento de Lezama (por no exigir los permisos) y la Diputación de Vizcaya, ya que se trata de un suelo calificado desde 1994 de protección especial no urbanizable al estar catalogado como monte de utilidad pública. La ley vasca de Medio Ambiente, aprobada en 1998, obliga a que los campos de tiro dispongan de las licencias de actividad y apertura, un informe de medidas correctoras y una evaluación de impacto, entre otras exigencias.

A pesar de abrirse la investigación, el campo ha ampliado su actividad

La concejal socialista pidió a la alcaldesa en agosto pasado copias de dichas autorizaciones, además de informes de Sanidad, de la Diputación y de los técnicos municipales que avalen el funcionamiento del recinto, que es regentado por la Sociedad de Caza y Pesca de Lezama, Lezurmendi. La alcaldesa respondió un mes después que "no es posible acceder a lo solicitado dado que no consta en el expediente" ninguno de esos permisos y que sólo aparece la autorización de la Guardia Civil.

Ante esta respuesta, el PSE de Lezama ha exigido que se legalizara de manera "inmediata" el campo de tiro y, si no es posible, se clausure la actividad. La edil socialista recuerda que "en numerosas ocasiones, de forma verbal y por escrito" ha denunciado la falta de permisos y el ayuntamiento ha hecho "caso omiso".

Fernández considera "incomprensible" que, tras "tantos años" sin que se haya legalizado, el consistorio no haya adoptado ninguna medida. La Diputación de Vizcaya comunicó de forma verbal en 2004 al ayuntamiento que debía regularizarlo pero la petición no fue respondida por el consistorio. La institución foral, que informó entonces a los responsables municipales de que tenían que solicitar una concesión, tampoco adoptó medida alguna.

Los socialistas han revelado, además, que los gestores del campo han informado, a través de carteles a la entrada del recinto, que el desde el 3 de febrero se amplía la actividad de los fines de semana y festivos a dos días laborables, los miércoles y viernes por la tarde. "En vez de mantenerse discretos tras la investigación abierta, abren más días el campo", censuraron.

El Departamento de Medio Ambiente también está analizando el caso y ha pedido un informe a la Agencia Vasca del Agua sobre los materiales depositados en el suelo y las aguas. La plataforma vecinal Lezama Bizirik, quien presentó la denuncia ante la Fiscalía, ha censurado el peligro de contaminación por los perdigones y los restos de platos depositados en el nacimiento y cauce de tres arroyos. .

El Ayuntamiento de Leioa cerró hace un año, por carecer de licencia de actividad, un campo de tiro abierto desde 1987.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de noviembre de 2008