Muerte en la discoteca: los cierres

Sidonie y tres canciones protesta

El grupo que iba a tocar hoy en La Riviera improvisa un concierto en Sol

Eran cerca de las cinco y media de la tarde de ayer cuando un nutrido grupo de personas empezó a juntarse en la confluencia de la calle de Arenal con Sol. Tres chavales con pinta de estrellas de rock extendían unas alfombras, desplegaban una mesa de camping y una sombrilla. A su lado se veían las aparatosas fundas de un par de guitarras y una pandereta.

Enseguida apareció la policía para preguntar qué pasaba. Se trataba del trío Sidonie, que iba a improvisar un concierto en la calle para confirmar la noticia que ayer tanta congoja provocó entre los que acuden a conciertos: el cierre de La Riviera, donde el grupo iba a actuar hoy por la noche como fin de gira de presentación de su último disco. La patrulla municipal consintió, pero les instó a marcharse pronto.

Más información

Marc Ros, el guitarrista y cantante del grupo, personificó en el alcalde la responsabilidad de esa clausura. Ruiz-Gallardón tiene la culpa de que estemos ahora aquí, y de no poder despedir la gira a lo grande como queríamos y como merecían nuestros fans. Lo daremos mañana en la Joy Eslava, que es la única sala disponible que hemos encontrado. El trío cree que el cierre repentino es una falta de sensibilidad y de legalidad.

Apenas fueron tres canciones en no más de 20 minutos. Tres canciones de protesta.

Los integrantes del grupo Sidonie actúan en la Puerta del Sol tras la suspensión de su concierto en la sala La Riviera.
Los integrantes del grupo Sidonie actúan en la Puerta del Sol tras la suspensión de su concierto en la sala La Riviera.CRISTÓBAL MANUEL

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50