Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Company y Luzón ganan los premios Ciutat de Gandia

Los escritores valencianos Salvador Company y Rubén Luzón obtuvieron ayer los premios Joanot Martorell de narrativa y Ausiàs March de poesía, dentro del certamen de los galardones Ciutat de Gandia, con las obras Silenci de plom y Baladaspirina, respectivamente. Los libros galardonados, premiados con 23.000 euros en la modalidad de novela y 7.000 euros en la de poesía, son publicados por Edicions 62. Este año optaban a la cita literaria, que convoca el Ayuntamiento de Gandia, 27 novelas y 32 poemarios.

El escritor Ignasi Mora, miembro del jurado del Joanot Martorell, destacó del ganador de narrativa la "madurez" de su escritura, y la dedicación que ha concedido a la novela, a la que auguró "una buena venta". Silenci de plom, comentó el propio autor Salvador Company (Valencia, 1970), licenciado en Filología Hispánica y traductor, cuenta en primera persona tres tramas. La primera, la desaparición de la mujer del narrador, periodista de profesión, cuando investigaba el asesinato de un concejal de un pueblo, y la relación de mafias y planes urbanísticos con la historia. Una segunda trama alude al trabajo de traducción de una novela de ficción que describe una sociedad futurista totalitaria. Y una última parte aborda la estancia del padre del protagonista en un campo de concertación nazi, y el hallazgo de un ejemplar de un poemario de 212 versos, con unas líneas subrayadas por su mujer que servirán de pista para intentar resolver su desaparición. Company, ganador en 2001 del Premi Documenta en Barcelona con la obra Voleriana, parafraseó a Joan Fuster al hablar de la relación entre la literatura y la política que refleja su novela, y de que "un fracaso no se improvisa" como afirmó el pensador valenciano. "Hace tiempo que estamos dejando de ser ciudadanos valencianos de cultura catalana para convertirnos en consumidores españoles de folclore valenciano", lamentó el autor.

Rubén Luzón, de 26 años de edad y licenciado en Filología Catalana e Hispánica, plantea en el libro de poemas Baladaspirina una serie de interrogantes existenciales sobre los que intenta indagar, como las posibilidades del amor, de perdurar, o la muerte de una persona joven, que trata en tono irónico. Maria Josep Escrivà, miembro del jurado del Ausiàs March, destacó de la obra su "innovación en la forma" y la introducción de "un nuevo lenguaje poético joven", que se aleja de los clásicos y apuesta por la innovación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de noviembre de 2008