Protestas en todas las capitales de comarca por la Ciudadanía de Camps

Miles de profesores y padres se manifiestan simultáneamente en 26 ciudades

La línea dura sostenida por Francisco Camps contra la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía -que el Consell obliga a impartir en inglés, en un caso singular en España- sembró ayer de protestas el territorio valenciano. En Valencia, la concentración fue adornada con una enorme pintada del instituto de Benicalap, cuyos profesores confesaron su máximo "rechazo y preocupación" por la huida hacia adelante emprendida por la Generalitat en un asunto que está en los tribunales. La concentración, que sumó a más de 1.500 profesores y directores, tuvo momentos de tensión cuando la Policía Local intentó cortar el paso de los manifestantes frente al Palau de la Generalitat y un agente amenazó con "llevar a los juzgados" a un docente al que pidió sus datos. El forcejeo llevó a la intervención de la Policía Nacional, que desvió el tráfico del centro.

Más información
Inspectores de todo el Estado contra Ciudadanía en inglés de Camps
Un decreto del Gobierno invalida la nueva circular de Ciudadanía en inglés de Camps

Las protestas salpicaron la Comunidad Valenciana desde Vinaròs, donde 500 personas salieron a la calle, hasta Elche, donde hubo un millar de manifestantes, pasando por ciudades como Torrent, con más mil, Alzira, con 600, y Ontinyent, con unos 400. Así, miles de manifestantes, más de 12.000 según los datos recogidos por este periódico, salieron a la calle en las principales ciudades. El reguero de protestas se extendió al interior de Castellón, donde hubo concentraciones en las plazas de Vilafranca, Vila-real o La Vall d'Uixò, además de en la capital de La Plana. Con todo, fue Alicante la ciudad donde se desbordaron los pronósticos, con 3.000 profesores, padres y alumnos en una animada manifestación. "Los que estamos aquí es porque ya tenemos algún hijo en Secundaria", sostenían Gonzalo y Judit, padres de dos hijos escolarizados en Alicante. Los padres se niegan a que esta "ocurrencia" del Consell del PP se extienda el próximo curso a Primaria y están dispuestos a seguir secundando protestas.

En Elche -donde convocaba la Plataforma por la Enseñanza Pública, que aglutina a los sindicatos, asociaciones de padres y alumnos y de directores- 1.000 personas se concentraron contra "la política de Camps". Las protestas también llegaron a Alcoi, con 500 manifestantes, y Onil, que reunió a 400 personas, igual que Dénia. En Gandia, 500 personas pidieron la dimisión del consejero Alejandro Font de Mora, acompañados por políticos y sindicatos de La Safor y por representantes del colegio Castell de Almoines, cuyo director fue "depurado" del cargo por la consejería.

Con información de Eva Batalla, Xavier Espanya, María Fabra, Lucía Gadea, Arturo Ruiz y Cristina Medina.

JOAQUÍN DE HARO
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS