Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ecologistas acusan a Medio Ambiente de "amañar" ayudas para colectivos afines

Afirman que demoró el concurso mientras se formaban "los grupos marioneta"

Los cambios en la política de subvenciones de la Consellería de Medio Ambiente han levantado ampollas entre las organizaciones ecologistas. La modificación de los requisitos para que las federaciones de asociaciones ambientales soliciten ayudas en 2009 permitió que la Federación Galega de Medio Ambiente (Fegama), nacida el año pasado, recibiera 610.000 euros de la Administración para gastar en 2008 y 2009, la mitad de las ayudas. Fegama está integrada por miembros del sindicato socialista Unións Agrarias. La nueva convocatoria es, según Adega, la Asociación pola Defensa da Ría (integradas ambas en la Federación Ecologista Galega), Cemma y Erva, "un escandaloso intento de construir un movimiento ecologista a gusto de la consellería".

Las 30 asociaciones de la Fegama tienen nombres muy parecidos

MÁS INFORMACIÓN

La Fegama pudo solicitar las ayudas porque este año la convocatoria del departamento de Manuel Vázquez no prima, como en 2007, la antigüedad de las agrupaciones, su actividad durante los últimos dos años, ni el número de voluntarios que se movilizan, criterios todos ellos "objetivos, justos y ecuánimes", según los ecologistas.

Todo lo contrario de "las bases amañadas" que rigen ahora el concurso: el proyecto de actividades que se realizarán, una previsión de gastos e ingresos y el número de entidades federadas. El portavoz de Adega, Fins Eirexas, aseguró que, con este cambio "fraudulento", el conselleiro busca "restar presencia social a las entidades más incómodas" y silenciar las voces críticas para promover un "ecologismo a su medida [del conselleiro]", que beneficia a "asociaciones marioneta, de flower power".

En ese diseño, cobran especial protagonismo los "grupos fantasma", añadió el portavoz de Cemma, Francisco Xavier Torres, esos que "no tienen impacto alguno en el ecologismo", pero que, por el contrario, "reciben muchas subvenciones". Treinta de estas asociaciones locales repartidas por toda Galicia nacieron en el primer cuatrimestre de este año y están agrupadas en la joven Fegama, denuncian los ecologistas.

Ahí reside otra de las "casualidades sospechosas" que Adega atribuye a la manipulación de Medio Ambiente. Las ayudas a los colectivos para el año pasado se publicaron en el Diario Oficial de Galicia (DOG) el 5 de enero de 2007. Las destinadas a este ejercicio, sin embargo, se registraron el 10 de junio, explicó Eirexas, quien dio a entender que la consellería aplazó la publicación para que Fegama "tuviera tiempo" a formarse. El número de entidades federadas es uno de los nuevos requisitos y las asociaciones que forman parte de Fegama "nacieron entre enero y mayo de este año". Para Eirexas, la consellería modificó "deliberadamente" las reglas del juego para que el movimiento ecologista esté formado por "consultoras" que aprueben "todo lo que decida el conselleiro".

En el manifiesto que ayer leyeron ambos portavoces falta la firma de Verdegaia, una escisión de Adega que se desvinculó del colectivo hace tres años. "Preferíamos elaborar una respuesta conjunta y consensuada con todos los grupos", justificó la portavoz de la asociación, Begoña Carrera. Verdegaia no quiere "arremeter" contra la nueva fundación, sino reclamar, como sus compañeros de lucha, "transparencia" en la gestión del dinero público y que ésta se base "en criterios objetivos". Adega es más contundente y afirma que Medio Ambiente intenta "torpedear" el movimiento ecologista gallego. Las asociaciones que integran la Federación Galega de Medio Ambiente (Fegama), creada en noviembre de 2007, tienen un curioso parecido. Casi todas se llaman igual. En sus nombres cambia sólo la localidad a la que pertenecen. Hay cuatro tipologías de etiqueta: "Asociación Medioambiental", "Asociación Ecoloxista", "Asociación para o Desenvolvemento Sostible" y "Asociación Naturista".

Esta última modalidad, suponen los ecologistas, es fruto de un "error de copiado" ya que el naturismo (la práctica del desnudo en lugares públicos) poco tiene que ver con los movimientos relacionados con la naturaleza y que suelen denominarse "naturalistas". Así pues, en la Fegama conviven la Asociación para o Desenvolvemento Sostible da Comarca de Viana y la Asociación para o Desenvolvemento Sostible da Comarca de Bergantiños, con denominaciones similares pero ubicadas en dos puntos bien distantes de la comunidad.

Entre los representantes de las 30 asociaciones de la Fegama hay personas vinculadas a Unións Agrarias y tres candidatos del PSOE. Es el caso de Avelino López Espiñeira, número 9 de la lista socialista para el Ayuntamiento de Borborás (Ourense) en las municipales de 2007 y portavoz de la Asociación Naturista do Carballiño. Edmundo González Nóvoa concurrió en aquellos comicios en el número 2 de la candidatura del PSOE de Monterrei (Ourense) y ahora representa a la Asociación para a Defensa do Medio Ambiente de Verín. Del PSOE de Rodeiro (Pontevedra) y de la Asociación Medioambiental de Rodeiro es José Manuel Juiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de noviembre de 2008