Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diseño español rinde homenaje al colectivo La Nave

El FAD reconoce en Barcelona al grupo que renovó el sector desde Valencia

"Una conjunción de personalidades muy diferentes con una sinergia espectacular". Kike Correcher, presidente de la Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana (ADCV), explica cómo once profesionales del diseño constituyeron el colectivo La Nave y desde esa plataforma creadora impulsaron en los años ochenta un estilo innovador de afrontar los proyectos que acabó por crear escuela. Por eso ahora, 24 años después, el esplendor del diseño valenciano recibirá un homenaje en Barcelona. La asociación Fomento de las Artes y del Diseño, fundada en 1903, con 1.500 diseñadores y arquitectos asociados en toda España, y más conocida por FAD, organiza por quinto año consecutivo las jornadas Maestros. La cadena del FAD, un acto de reconocimiento en el que la asociación muestra a los jóvenes asociados el exitoso trabajo de los ya veteranos. Correcher coordina hoy una jornada en la que está previsto que asistan nueve de los once integrantes de La Nave. Lorenzo Company murió años atrás. Y Eduard Albors no podrá asistir porque está trabajando en Hong Kong.

El colectivo surgió de la unión de dos grupos, Caps i mans (Albors, José Juan Belda, Nacho Lavernia y Luis Lavernia) y Enebecé (Daniel Nebot, Paco Bascuñán y Company), a los que se incorporaron Marisa Gallén, Sandra Figuerola, Carlos Bento y Luis González. El recorrido de La Nave fue corto, sólo funcionaron siete años (de 1984 a 1991), pero muy intenso. Los proyectos que abordaron desde su sede, una nave de la calle de San Vicente que años después se transformó en discoteca, aprovecharon el impulso de la incipiente autonomía para crear muchos de los símbolos de las instituciones que empezaban a caminar: desde la Generalitat Valenciana y la EMT al Jardí Botànic o el parque de L'Albufera. Unos trabajos que tuvieron repercusión en el extranjero y fueron reclamados por clientes de Brasil, Japón, Italia, Reino Unido...

El reconocimiento de la FAD no pretende ser un homenaje. "Los profesionales de La Nave son todavía jóvenes, aún tienen mucha carrera por delante y sería prematuro dedicarles un homenaje individual a pesar de que tienen una trayectoria muy brillante", explica Correcher, que por poner un ejemplo, menciona que Daniel Nebot fue Premio Nacional de Diseño en 1995. Pero sin duda todos ellos han desarrollado una brillante carrera posterior. "La Nave fue una incubadora, dio buenos resultados pero, y sin que hubiera desavenencias, parece ser que tuvieron la necesidad de dar un paso adelante por separado".

¿Qué estilo definió al colectivo que, junto con Javier Mariscal, proyectó el diseño valenciano en todo el mundo? "No hay un estilo, es más el espíritu o la manera de afrontar los encargos", explica Correcher. "Lo más característico de La Nave fue su capacidad para redefinir los encargos, fueron unos grandes innovadores; les encargaban la señalización de los puntos de interés a lo largo de una carretera y reinventaban las señales usando la ilustración de una manera que antes no se había hecho nunca".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de noviembre de 2008