Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La polémica por el libro sobre doña Sofía

El secretario de la Reina autorizó el libro

Pilar Urbano envió el manuscrito a la secretaría de doña Sofía, que dirige el general Cabrera, el 19 de octubre. Tres días después recibió el visto bueno

El 19 de octubre había poco personal de la Casa del Rey en el palacio de la Zarzuela. Era domingo. Pero por la tarde llegó, al correo electrónico de la secretaría de la Reina, un mensaje con un texto de más de 300 páginas. La remitente: Pilar Urbano, la periodista que por segunda vez en su carrera había logrado el "sí" de doña Sofía para escribir un libro. En esta ocasión el pretexto era su cumpleaños. La Reina cumple hoy 70 años en medio de la polémica. De los 46 que lleva en España no se recuerda ninguna declaración problemática.

Desde el jueves, cuando EL PAÍS avanzó el contenido del libro, las palabras que reflejan el pensamiento de doña Sofía están en el centro de una encendida controversia. Aunque en el correo electrónico de Pilar Urbano quedó reflejada la entrega del texto, la editorial Planeta envió con un mensajero el manuscrito en papel el lunes a primera hora. De nuevo el destinatario era el despacho de la secretaría de la Reina, que ocupa desde 1991 el general José Cabrera, persona de total confianza de doña Sofía. Cabrera y su secretaria, Susana Cortázar, fueron quienes gestionaron los encuentros de la escritora con la Reina y quienes se encargaron de intercambiar los mensajes.

Los primeros niveles de la Casa del Rey están a la espera de una reestructuración

Tres días después de la primera entrega, el 22 de octubre por la mañana, Pilar Urbano recibió una comunicación que decía: "La Casa del Rey se da por enterada del libro". La autora preguntó: "¿Y eso qué significa?". La respuesta, según ella, fue que podía comenzar a imprimirse. Ésta es la versión de Planeta y de la autora sobre los pasos que dieron. No hay versión de la Casa del Rey.

EL PAÍS ha transmitido las mismas preguntas a los portavoces de La Zarzuela. Tras una consulta a los responsables de la Casa del Rey que se encontraban en El Salvador por la celebración de la Cumbre Iberoamericana, la respuesta fue: "No hay nada que decir. Nos limitamos al comunicado". Y es que la única reacción de palacio al libro que más polémica ha levantado sobre un miembro de la familia real ha sido un confuso texto en el que se habla de "inexactitudes", de declaraciones realizadas por doña Sofía en el "ámbito privado" y de las advertencias que se le hicieron a la autora sobre el manuscrito.

Según la editorial, la Reina matizó el título -se iba a llamar La reina confidencial-, precisó alguna fecha y retiró algún calificativo. Nada más. El libro en el que por primera vez doña Sofía habla -y lo hace para mostrarse contraria al matrimonio gay y al aborto, opinar que la religión debe enseñarse en el colegio y descartar la abdicación del Rey- pasaba de puntillas por palacio.

Los portavoces de La Zarzuela no conocían su contenido, y el Gobierno tampoco. Sólo hay un precedente similar en el palacio de la Zarzuela. Ocurrió en 1992, cuando la cadena británica ITV emitió un documental sobre la familia real, que incluía entrevistas con el Rey, la Reina y el príncipe Felipe. Don Juan Carlos habló entonces del golpe de Estado del 23-F y de asuntos políticos. El Rey se fio de Selina Scott como la Reina lo ha hecho ahora de Pilar Urbano, una periodista del Opus Dei, de ideas muy conservadoras, a la que recibió con un par de besos el primer día de sus encuentros para el libro. En 1993 la Casa del Rey revisó y corrigió el libro El Rey, escrito por José Luis de Vilallonga, que es la única biografía autorizada del monarca.

Hace tiempo que en círculos políticos se habla de una próxima reestructuración en los primeros niveles que están al servicio de la Casa del Rey. El incidente puede ser determinante. Aunque, como siempre, las cosas de palacio van despacio y la medida no se tomará inmediatamente. Quienes conocen a la Reina saben de sus ideas conservadoras, pero se sorprenden de que haya decidido hacerlas públicas en un libro. Cuentan que está muy disgustada y que la cena de cumpleaños que su familia le ha preparado para hoy será realmente triste. Así lo confirmó ayer la autora y añadió: "Creo que el Rey se sube por las paredes".

Ayer, Efe distribuyó otra entrevista en la que la Reina, entre otras cosas, desvela que ella fue la autora del fotomontaje con el que los Reyes felicitaron las Navidades en 2005. "Tenía la foto del Rey y mía con Leonor, así que cogí la del verano anterior en Mallorca con los otros nietos y los coloqué debajo", explica, tras declararse "orgullosísima" de haberlo hecho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 2008