Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La polémica por el libro sobre doña Sofía

PSOE y PP se enfrentan por la Reina

Los gays de Barcelona dicen que las palabras de doña Sofía fomentan la homofobia

El PSOE y PP han terminado enfrentándose por la Reina, a pesar de que las direcciones de los dos partidos difundieron el jueves la consigna de guardar silencio sobre las polémicas opiniones de doña Sofía que se recogen en el libro de Pilar Urbano, y cuyo contenido adelantó EL PAÍS. Un día después, inexplicablemente, fue el portavoz de los populares, Esteban González Pons, quien rompió el pacto, causando un gran revuelo al pedir neutralidad a doña Sofía. "Pienso que el principio de neutralidad debe mantenerlo toda la familia real. Es verdad que lo que ha dicho ofende a una parte de los españoles, pero también es verdad que representa lo que piensa la otra mitad", espetó en una entrevista en Telemadrid. A las pocas horas el propio González Pons se desdijo, y un miembro de su propio partido, Gabriel Elorriaga, calificó sus declaraciones de "intolerables".

La polémica subió ayer varios grados y los socialistas aprovecharon para arremeter contra sus rivales políticos, que ven cómo el tema puede desembocar en su enésima crisis de los últimos meses. El PSOE, exigió al líder del PP, Mariano Rajoy, que desautorice "oficialmente" a su responsable de comunicación. En un comunicado, el secretario de política municipal del PSOE, Antonio Hernando, reclamó a Rajoy que exija a González Pons "menos frivolidad y más responsabilidad porque, señaló, "en las últimas tres semanas el PP ha menospreciado al Ejército, ha insultado al mundo financiero y ha criticado a la Monarquía". Pons asistió ayer al congreso de los populares en Melilla y rehusó contestar a ninguna pregunta sobre la polémica.

En un apunte de su blog, recogido por Europa Press, el portavoz adjunto del PSC, Joan Ferran, recordó a doña Sofía el "¿Por qué no te callas?" que le dirigió el Rey al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en la pasada cumbre iberoamericana. Ferran considera que se trata de una "gran orden para cuando alguien mete la pata". El parlamentario andaluz de IU, Antonio Romero, calificó las declaraciones de la Reina como de "gran gravedad" y criticó que haya "entrado en el debate político invadiendo terrenos del Parlamento y de las Cortes, que son los que han aprobado la Ley de matrimonios gays". Precisamente parte de ese colectivo volvió a arremeter contra las declaraciones de doña Sofía, que calificaron de "vejatorias". Los gays de Barcelona se desmarcaron de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, que se ha dado por satisfecha con el comunicado difundido el jueves por la Casa del Rey, y pidieron la retirada del libro porque puede fomentar la homofobia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 2008