Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un diario de referencia en EE UU se pasa a Internet

'The Christian Science Monitor' tiene siete premios Pulitzer

Tras 100 años en los quioscos, The Christian Science Monitor ha decidido dar el paso que ningún gran diario estadounidense se ha atrevido a dar hasta ahora. El papel cada vez está más caro. Las ventas llevan bajando desde hace décadas, situándose en unos discretos 52.000 ejemplares. La crisis económica ha reducido drásticamente la publicidad. Las pérdidas son millonarias. La solución, según sus directivos, está en dejar las rotativas y sobrevivir en Internet.

A partir del mes de abril, el Monitor será sólo una página web a la que apoyará una revista impresa de fin de semana. Éste es un paso más en la insólita historia de un diario que se convirtió en una referencia contra todo pronóstico. Nació en 1908, creado por el líder de la Ciencia Cristiana, una denominación protestante que rechaza los poderes curativos de la medicina y confía en Dios como la única fuente de salud.

El Monitor, sin embargo, no es una hoja pastoral. A lo largo de los años creció, se consolidó y pasó a ser una publicación respetada y galardonada con siete premios Pulitzer. Los lectores norteamericanos aprecian especialmente su cobertura del conflicto árabe-israelí.

Hasta ahora, el diario, que funciona como una organización sin ánimo de lucro, se ha financiado con las suscripciones, que cuestan unos 210 dólares (algo más de 160 euros) al año y cubren el 50% de los gastos. El resto lo financia la Ciencia Cristiana. "Es una situación insostenible", dijo John Yemma, director del rotativo, en una entrevista con The New York Times. "Así no se alienta la independencia editorial. Queremos llegar a un modelo sostenible".

La nueva aventura digital del Monitor incluye una edición del diario para suscriptores, que se enviará por correo electrónico, de lunes a viernes, en formato PDF. La idea es que los lectores lo lean en sus ordenadores o impriman sus secciones favoritas, cargando ellos con el coste del papel, según anunciaba ayer el diario en su página web. La transición será también traumática para algunos trabajadores. La empresa ha anunciado que despedirá a parte de su plantilla, de 95 periodistas y fotógrafos. El recorte será "modesto", dijo el director en un comunicado.

Por su parte, la empresa Gannet, editora del diario USA Today, que con una circulación de 2,2 millones de ejemplares es el más vendido de EE UU, ha anunciado también el despido del 10% de su plantilla, unas 3.000 personas. Este recorte no afectará directamente a los empleados de USA Today, sino a los de los otros 84 diarios que posee la empresa, informa Bloomberg.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de octubre de 2008