Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alumnos separados por nivel de conocimiento sacan peor nota

El 30% de los centros catalanes agrupan a los alumnos de ESO

A mayor separación por niveles en el instituto o el colegio, menos nota en ciencias. Agrupar alumnos de 15 años por su nivel de conocimiento no es la mejor solución para mejorar los resultados. Así se desprende de un informe presentado ayer por la Fundación Jaume Bofill, que mide la puntuación en ciencias según el informe PISA, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), elaborado en 2006.

Casi uno de cada tres centros de secundaria catalanes (el 30%) tiene clases distintas para sus alumnos en todas las materias, según su nivel. El 34% lo hace sólo en algunas. Tan sólo el 36% restante no los separa en ninguna materia. En el 36% de los centros que no crean grupos distintos en ciencias sus alumnos de 15 años sacan 510 puntos de nota en la escala de la OCDE. En cambio, los que lo hacen en todas las materias sólo tienen 477 puntos, lo que supone una brecha de 33 puntos (véase el gráfico adjunto).

Otras comunidades que separan menos sacan más puntos que Cataluña

El informe concluye que agrupar alumnos por su capacidad "parece influir negativamente en los resultados".

Hay otro dato que corrobora que separar alumnos por nivel no es garantía de mejores resultados. Cataluña es, entre las comunidades que hacen muestra aparte en el informe PISA, la que más separa por el nivel de sus alumnos. En Cataluña el 30% de los alumnos van a clases distintas en todas las materias, seguida de Castilla y León, con el 10%. Y la tercera es el País Vasco, con el 6%. Pero tanto Castilla y León como el País Vasco tienen mejor nota en ciencias que Cataluña (520 y 495 puntos) en el informe PISA, en el que Cataluña está en la cola, con 491 puntos, sólo por delante de Andalucía. No hay datos de Madrid y Valencia, más parecidas a Cataluña por nivel socioeconómico.

Pero las cosas no son tan lineales. Andalucía sólo separa al 3% de los alumnos de 15 años en ciencias y tiene peor nota que Cataluña. El director del informe, el catedrático Ferran Ferrer, asegura que esto se debe al nivel socieconómico de las familias, que influye en los resultados escolares, y el de Andalucia está por debajo del de Cataluña. Por eso, Ferrer afirmó que no debe deducirse que sólo por separar alumnos por nivel se sacan peores notas en ciencias. Las recetas para mejorar son diagnosticar antes los problemass, las medidas de refuerzo y la atención individualizada.

Crear grupos por niveles desafía a la escuela basada en el "modelo comprensivo", es decir, aquella en la que todos los alumnos deben tener las mismas condiciones de escolarización sin mirar sus capacidades. "La práctica va por caminos distintos a los aceptados. Los centros lo hacen por instinto de supervivencia; pero cuando una práctica colisiona tanto con el modelo, es que algo no va", dijo el director de la Fundación Bofill, Jordi Sánchez.

También es negativo para los resultados el número de repetidores. Cuantos más hay, menos puntuación (véase el gráfico) destaca el informe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de octubre de 2008