El presidente busca aliados en China entre los líderes asiáticos

Los esfuerzos diplomáticos del presidente José Luis Rodríguez Zapatero para buscar apoyos con los que encontrar un hueco en la cumbre financiera del G-20 le llevó ayer a entrevistarse con el primer ministro japonés, Taro Aso, y hoy con el anfitrión de la cumbre, el presidente de China, Hu Jintao, y con los mandatarios de India, Corea del Sur y Singapur. Los cuatro primeros países están invitados a la reunión de Washington.

Zapatero asiste en China a la cumbre Asia-Europa (ASEM) que ayer abrió Hu Jintao. El líder chico aseguró ayer que Pekín ha hecho "esfuerzos activos al máximo de su capacidad" para mitigar la crisis mundial y "trabajará con responsabilidad con la comunidad internacional para asegurar la estabilidad financiera". Hu dijo que, ayudándose a sí misma, China ayuda al mundo. "Que China mantenga una economía saneada es en sí una importante contribución a la estabilidad financiera global y el desarrollo económico", afirmó ante los líderes de los 27 países de la Unión Europea (UE) y 16 de Asia, reunidos en el Gran Palacio del Pueblo, sede de la Asamblea Nacional. La UE quiere que China, que cuenta con unas reservas de dos billones de dólares y es la más activa de las 20 mayores economías del mundo, tenga un papel importante en la cumbre del próximo 15 de noviembre en Washington.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, que ejerce la presidencia rotatoria de la UE, lanzó una pulla contra Washington, para pedir acto seguido la unión de fuerzas. "La crisis ha partido de Estados Unidos, pero se ha convertido en una crisis mundial. Y la respuesta debe ser mundial", señaló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50