Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cruce de cartas entre Fesser y la familia de Alexia

"Dicen mis amigos que el Opus Dei no ha entendido nuestra película. Yo creo que es al contrario. La han pillado y se reconocen en el retrato". Así arranca una carta abierta que ayer envió el director Javier Fesser en defensa de su filme Camino. "Muestro un reflejo bastante exacto de la realidad [...]. Y como artistas de la contrapropaganda y del anonimato, han utilizado una vez más a Alexia González-Barros y a su familia". Y finaliza: "El Opus Dei, que sí ha utilizado el calvario de una pobre niña adolescente, sabe que esta película no es una frivolidad más [...]. Es injusto aceptar que un tumor cancerígeno en la vértebra de Alexia fue voluntad de Dios y, sin embargo, esta película, que no es su biografía, no lo sea".

A la carta respondió Alfredo González-Barros, hermano de Alexia: "Es completamente falso que el Opus Dei nos haya utilizado. [...] Si, como le pedimos desde el principio, usted hubiera retirado la dedicatoria a Alexia, nada de esto habría sucedido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de octubre de 2008