La trama de adopciones en Rusia cobraba 25.000 euros por expediente

La justicia rusa interroga a varios sospechosos de falsificar de certificados

La red fraudulenta que supuestamente falsificó certificados de idoneidad y otros documentos para agilizar los trámites de adopción en Rusia reclamaba a las parejas 25.000 euros por cada expediente, según informaron ayer fuentes cercanas a la investigación. Además de la mujer de origen ruso pero con nacionalidad española que ha ingresado en prisión en Madrid como principal responsable de la red, la Justicia rusa ha detenido e interrogado a varias personas más implicadas en este presunto fraude, que al parecer podría extenderse a otros países del este de Europa.

La pareja de Posadas (Córdoba) envuelta en la red regresa a España
La Junta pone a disposición de la policía 300 expedientes

Más información

Hasta ahora existían dos formas para poder adoptar en Rusia desde Andalucía: por libre o a través de alguna ECAI (Entidad Colaboradora de Adopción Internacional). Estas últimas organizaciones, que están acreditadas por Rusia y por la Junta de Andalucía, cobran de media unos 15.000 euros por tramitar la documentación necesaria y hacer de interlocutores con las autoridades rusas. A este dinero habría que sumar los gastos de los viajes y estancias en el país de origen de los niños.

Hasta el momento, sólo ha trascendido un caso de falsificación. Se trata de una pareja del municipio cordobés de Posadas que había adoptado a dos niños rusos de dos años y medio. El proceso se frenó en Moscú, justo en el momento en el que los padres, que ya tenían su auto judicial de adopción, solicitaban el visado para regresar con los críos a España. Finalmente, esta pareja ha tenido que dejar a los niños en Ekaterinemburgo, de donde procedían los menores. Los dos cordobeses regresaron ayer por la noche a España y, al cierre de esta edición, estaban pendientes de si tendrían que declarar en la comisaría del aeropuerto de Barajas o en Córdoba.

La consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, confirmó ayer que la Junta ha puesto a disposición de los investigadores policiales y judiciales españoles, del Consulado español en Moscú y de las autoridades rusas los más de 300 expedientes solicitados en el primer semestre del año con Rusia. 68 corresponden a padres que iniciaron los trámites por libre y no a través de las entidades colaboradoras. Sobre estos 68 expedientes pesa la sospecha de posibles fraudes. Con todo, Navarro negó que en todos estos casos haya intervenido la trama de falsificadores.

La consejera descartó que, tras las primeras investigaciones, haya alguien del Servicio de Protección de Menores ni de la Dirección General de Infancia y Familia implicado en las falsificaciones de los documentos para las adopciones. Pese a que existe una investigación judicial abierta, Navarro volvió a insistir en que los 250 expedientes de adopción por vía libre que actualmente se encuentran en curso "seguirán adelante". Aunque añadió que "quedan al servicio de la investigación por si alguno de ellos pudiera ser objeto de fraude".

La consejera hizo estas declaraciones en la inauguración de las primeras Jornadas sobre Pos-adopción en Andalucía. Por su parte, el portavoz de la Asociación de Familias Adoptantes de Andalucía, Rafael Castro, mostró su apoyo a la Junta de Andalucía por suspender temporalmente los procesos de libre con Rusia: "Si se ha cometido algún delito, el responsable debe pagar por ello". Sin embargo, defendió la conveniencia de mantener en el futuro las adopciones que los padres andaluces emprendan por libre. "No se deben perder", sostuvo ante la posibilidad de que las entidades acreditadas no tengan capacidad suficiente para tramitar todas las solicitudes de Andalucía. Rusia mantenía paralizadas las adopciones internacionales hasta hace un año. A principios de 2007 las autoridades rusas volvieron a acreditar a las entidades, que habían sido desacreditadas en 2006.

Desde 1988 se han constituido 8.432 adopciones en Andalucía, de las que 3.903 son nacionales y 4.529 son internacionales. Cada país fija sus propias normas a la hora de permitir las adopciones. Algunos, como Rusia, aceptan que los trámites se puedan realizar por libre o través de una ECAI. En esa misma situación se encuentran los procesos en China o Colombia. También hay estados que sólo aceptan la intermediación de la ECAI. Es el caso de Etiopía, Nepal, Vietnam o Bolivia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de octubre de 2008.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete