Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:LUISA ETXENIKE | Escritora

"Me ha costado hallar la forma de tratar la violencia de ETA"

La escritora donostiarra Luisa Etxenike ya ha tratado antes en sus novelas sobre la violencia y sus efectos en los ciudadanos. Pero ahora en El ángulo ciego (Bruguera), su nuevo trabajo de ficción, aborda por primera vez el terrorismo etarra.

Pregunta. ¿Con qué historia se va a encontrar el lector?

Respuesta. El narrador es un joven cuyo padre acaba de ser asesinado por ETA. Cuenta la historia de dos maneras distintas. Una es la realidad, su realidad, que es la segunda parte del libro. Y la otra, la ficción que él hace de esa realidad, que constituye la primera parte.

P. ¿Existe alguna razón por la que no había abordado hasta ahora la violencia de ETA en una novela?

R. Sí, una razón de forma. A estas alturas, ya sabemos todos quiénes somos y dónde estamos. Por tanto, yo tenía claro que el día que hablara de la violencia de ETA iba a hacerlo desde el lado de las víctimas. Pero siempre se me ha planteado un debate moral: cómo representar el sufrimiento humano. Cómo hacerlo con un lenguaje eficaz, profundo, que dé cuenta verdadera de lo que ese sufrimiento significa, sin renunciar, por otra parte, a mis ideas sobre la literatura. Ahí está el debate. Hay que encontrar la manera de colocar eso terrible en un contexto estético, sin convertirlo en un espectáculo. Me ha costado hallar la manera.

"Hay que colocar lo terrible en un contexto estético sin hacer espectáculo"

P. ¿Y cuál es esa manera?

R. Un lenguaje directo, sencillo; un lenguaje que está en los detalles de la vida cotidiana. Quería una historia contada desde el interior de una casa, sin grandilocuencia, pero, a la vez, con un estilo cuidado. El hecho de que haya dos versiones representa la dificultad de contar, de llegar a la profundidad del dolor, pero también la necesidad de seguir contando.

P. En los últimos tiempos han proliferado proyectos cinematográficos y literarios que hablan del terrorismo de ETA. ¿Se está perdiendo el miedo?

R. Afortunadamente, asistimos a una pérdida de ciertos miedos y complejos, pero también es una cuestión de madurez estética y artística. Mientras las cosas siguen sucediendo es más difícil encontrar un lenguaje propio. Hay mucha resonancia de lenguajes en torno a la misma realidad, porque esa realidad sigue pasando, sigue siendo titular de periódicos y objeto de debates.

P. Participó hace unas semanas en las primeras jornadas sobre la candidatura de San Sebastián a Capital Europea de la Cultura 2016. ¿Tiene posibilidades de ganar?

R. Creo que sí, porque tiene condiciones objetivas culturales, de estructura y de experiencia. Tiene también problemas, claro, pero la resolución de esos problemas, como una reflexión sobre los derechos humanos muy cercana y práctica, puede darle un plus. En cualquier caso, San Sebastián va a salir ganando con el trabajo que se haga, porque tiene que replantearse muchas cosas en términos culturales.

P. ¿Sobre todo?

R. La ciudad ha apostado mucho por la cultura que se recibe y no tanto por la que se hace. Hay que invertir en la creación propia, la que se haga aquí.

P. Acudió a la presentación del manifiesto del PSE Euskera en libertad. ¿Qué le parece?

R. Muy positivo. Es un punto de partida del que extraería la clave de que el euskera y el castellano son nuestra riqueza y hay que vivirla en alegría y libertad, como un elemento de unión y no de división.

P. ¿Qué opina de la airada reacción del PNV?

R. Es la expresión más plástica que cabe de que consideran que ése es un coto privado. Esa patrimonialización ha generado tensiones donde no tiene que haberlas.

Luisa Etxenike

Luisa Etxenike (San Sebastián, 1957) es licenciada en Derecho. Hoy presenta al público su nueva novela, El ángulo ciego, que se suma a otras seis y a dos libros de relatos. Ha traducido diversos libros y textos del francés a castellano, es columnista de la edición vasca de EL PAÍS, dirige talleres de escritura y coordina los Encuentros Internacionales de Escritoras de San Sebastián.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de octubre de 2008

Más información