Detenido por matar a su padre con una barra de hierro

La parroquia de Alba vive conmocionada el presunto parricidio que habría cometido un vecino de 32 años de la localidad pontevedresa sobre las 23.15 del lunes. Policía Local y Nacional recibieron varias llamadas de conductores que explicaban que un joven ensangrentado y con una barra de hierro increpaba a los coches a la altura de Alba. Luego confirmaron que intentaba que alguno de ellos parase para acercarlo a la Guardia Civil.

Juan Galván Rodiña, del que no consta antecedente alguno, habría agredido a su padre con una barra de hierro, marchándose después de la casa, en Touceda. Una llamada al 112 alertó a las autoridades de una fuerte discusión familiar y desde el 091 se pusieron en contacto con la mujer de la víctima, que les explicó que su marido estaba en el suelo sangrando, con varias heridas en la cabeza. Tras advertirles de que su hijo había sido el agresor, se desplazaron hasta el lugar de los hechos varias patrullas de la Policía Nacional y una ambulancia medicalizada del 061, que únicamente pudo ya certificar la muerte del hombre.

La mujer indicó a los agentes que su hijo había huido en su coche y éstos encontraron el vehículo a unos 200 metros del domicilio empotrado contra el muro de cierre de una vivienda. Alrededor de las 12 de la noche, la Guardia Civil informó de que un individuo se había presentado en la comandancia manifestando haber matado a su padre. La Policía Nacional detuvo al joven por un presunto delito de homicidio doloso y otro de lesiones y localizó el arma homicida a unos 200 metros del domicilio familiar. Fuentes cercanas apuntan a que el hombre, que pasará hoy a disposición judicial, podría sufrir problemas psíquicos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS