Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición pide al Síndic que investigue todas las ayudas de Cultura

Convergència i Unió (CiU) y el Partido Popular (PP) instarán a la Sindicatura de Cuentas a que investigue todas y cada una de las subvenciones y créditos concedidos por el Instituto Catalán de Industrias Culturales (ICIC), después de que el organismo fiscalizador detectara graves y numerosas irregularidades en el ejercicio de 2005.

La Sindicatura, en concreto, analizó una muestra de 129 de las 2.660 subvenciones concedidas ese año. La mayoría presentaba anomalías e incluso aparecieron 14 en las que no figuraba la solicitud de la ayuda. Respecto a las aportaciones reintegrables, una especie de créditos, de los 3,5 millones concedidos desde 2002 a 2005, el ICIC todavía tiene pendientes de cobro 1,99 millones.

El popular Daniel Sirera anunció que su partido está sopesando remitir el informe a la Fiscalía por si aprecia algún tipo de delito en los hechos. De momento, la Sindicatura enviará su investigación al Tribunal de Cuentas, el único organismo competente para dictar algún tipo de multa o sanción. "Seremos absolutamente contundentes y rigurosos en el control del gasto del Gobierno", advirtió Sirera, "y más cuando se dan este tipo de subvenciones a la ligera".

Oriol Pujol Ferrusola, portavoz parlamentario de CiU, aplaudió el trabajo realizado por la Sindicatura de Cuentas, por lo que consideró innecesaria la creación de la Oficina Antifraude, cuya ley pretenden aprobar los grupos de izquierda hoy en el pleno del Parlament. El PP también votará en contra. "Aquí habría que dotar de más medios y recursos a la Sindicatura y no contribuir a montarle un chiringuito a Esquerra Republicana", partido impulsor de esta oficina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de octubre de 2008